Ejercicio durante el Ayuno Intermitente

No recomiendo hacer una sesión de pesas, cross-fit, correr, nadar, etc. durante los primeros intentos de ayuno.

Sin embargo, una vez que te sientas cómodo con los ayunos regulares de más de 12-16 horas, puedes entrenar durante el ayuno intermitente. Personalmente prefiero practicar cualquier actividad física en ayunas, siempre lo he hecho. Y luego si mi intención es ingerir comida espero una o dos horas. Pero actualmente ya me espero a la comida del mediodía por lo que supero las dos horas siempre. Y me sienta de maravilla.

El maestro Iyengar recomendaba practicar yoga con el cuerpo limpio, es decir, con el estómago vacío y si has comido es mejor que esperes entre 4-6 horas antes de practicar. Y después invitaba a no comer ni beber hasta pasadas varias horas.

Aunque el ejercicio y el ayuno intermitente comparten algunos de los mismos beneficios, muchos investigadores creen que su impacto combinado sobre el equilibrio energético y la adaptación celular aumenta los beneficios de ambos. Pero no hay muchos estudios al respecto ya que suele ser difícil reclutar a personas para que realicen un estudio a base de no comer y encima que no les paguen bien sin olvidar que las grandes compañías no suelen financiar estudios que apoyen el no comer…

A todos nos han dicho que desayunemos. Desafortunadamente, este es un consejo inexacto.

Como ya dije en mi post ‘No haces bien tus horas de Ayuno’, cuando te despiertas por la mañana, tu nivel de insulina es bastante bajo y la mayoría de las personas apenas comienzan a entrar en estado de ayuno, como he dicho 8-12 horas después de comer la última comida del día anterior. Comer en este momento aumenta la insulina y la glucosa e inmediatamente ‘apaga’ la quema de grasa. Esto es especialmente cierto para un desayuno alto en carbohidratos como tu pan integral o tu muesli ecológico con fruta o tus smoothies. Una opción mejor sería retrasar al máximo la primera comida del día y así continuar en ayunas y quemar la grasa corporal almacenada.

Creo que es lo correcto, ya que a lo largo de nuestra evolución los humanos fuimos cazadores-recolectores. En lugar de tomar un gran desayuno a primera hora de la mañana, cazamos y recolectamos durante todo el día, y tomamos una comida más abundante más tarde. Recomiendo encarecidamente imitar este patrón saltándose el desayuno.

A muchas personas, sobre todo los deportistas, les preocupa que si comienzan a ayunar dejarán de desarrollar músculo o incluso quemarán músculo. Si estás bajo de peso y ayunas durante un período prolongado de tiempo, esto puede ser un poco cierto. De lo contrario, esto simplemente no es cierto.

De hecho, la hormona del crecimiento aumenta durante los estados de ayuno (tanto durante el sueño como después de un período de ayuno).

La hormona del crecimiento es altamente anabólica (construye músculo) y los culturistas la usan en combinación con la testosterona que desean desarrollar la mayor cantidad de músculo y quemar la mayor cantidad de grasa posible al mismo tiempo. La hormona del crecimiento se eleva en ayunas, lo que puede ayudar a preservar los músculos, y esto tiene sentido.

Existe una percepción errónea común de que comer es necesario para suministrar ‘energía’ al cuerpo en funcionamiento. Eso no es cierto. El hígado suministra energía a través de la gluconeogénesis. Durante períodos de ayuno más prolongados, los músculos también pueden usar los ácidos grasos directamente para obtener energía.

Como tus niveles de adrenalina serán más altos, el ayuno es un momento ideal para hacer ejercicio. El aumento de la hormona del crecimiento que viene con el ayuno también puede promover el crecimiento muscular. Estas ventajas han llevado a muchos, especialmente a los culturistas, a interesarse más en hacer ejercicio deliberadamente en ayunas.

Tu glucógeno (la forma de almacenamiento de glucosa en los músculos y el hígado) se agota durante el sueño y el ayuno, y se agotará aún más durante el entrenamiento. Esto puede aumentar aún más la sensibilidad a la insulina.

Anímate a experimentar a hacer ejercicio en ayunas y en poco tiempo verás los resultados. Es una maravilla la energía que te da hacerlo.

No tengas miedo ya que sólo es un estado mental, no es real. La recompensa merece la pena y tu cuerpo te lo agradecerá.

Si quieres saber más sobre el Ayuno Intermitente aquí encontrarás mucha información y además puedes escuchar mi Podcast Good Morning Menorca.

Feliz Ayuno Intermitente!

Yo Isasi

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Contenido Protegido!!
× Mándame un WhatsApp!