Close
Menorca, Islas Baleares
+34 644 613 013
yoisasi@gmail.com
Diabetes y Ayuno Intermitente

Diabetes, una enfermedad que considera a la persona incapaz para llevar una vida normal eliminando y prohibiéndole muchos alimentos creando un miedo atroz a las subidas de azúcar.

Pero quiero aclarar conceptos para que dejen de haber confusiones con este tema y para que los que la sufren puedan ver y ser conscientes que no se les acaba la vida, que no se acaba el mundo y que pueden llevar un estilo de vida bueno si empiezan a nutrirse realmente con comida auténtica dejando de lado toda la alimentación industrial y adulterada que es la verdadera causante de la diabetes.

¿Qué es la Diabetes?

La diabetes es una alteración del metabolismo de los azúcares originada por un desequilibrio en la segregación de una hormona que se encarga de mantener una tasa constante de glucosa en sangre: la insulina. La insulina se encarga de sacar la glucosa de la sangre y llevarla a las células. Por tanto, un diabético tiene demasiada glucosa en sangre e insuficiente en las células. Así que nos queda claro que la diabetes es un desequilibrio extremo de azúcar en la sangre.

Para que la diabetes no entre en nuestra vida debemos mantener constantes los niveles de glucosa ya que si nuestro nivel sube, el cuerpo convierte el exceso en glucógeno (combustible de corta duración que se almacena en las células del hígado y de los músculos) o en grasa (reserva de larga duración…). Cuando los niveles son demasiado bajos aparece la fatiga, mala concentración, irritabilidad, nerviosismo, depresión… Son pocos (me refiero a todos, no sólo los diabéticos) los que mantienen un nivel de azúcar en sangre constante y esto hace que seamos propensos a la obesidad y la apatía.

Metabolismo de la glucosa

Es importante saber un poco sobre cómo el cuerpo procesa la glucosa y la insulina. Normalmente, cuando aumenta la glucosa en sangre, el páncreas libera insulina. La insulina reduce el azúcar en sangre «desbloqueando» las células para que absorban el azúcar del torrente sanguíneo. Así es como el cuerpo mantiene el nivel de azúcar en sangre en un nivel saludable (entre 70 y 99 miligramos/decilitro).

Resistencia a la insulina

A veces, las células de los músculos, la grasa y el hígado no responden normalmente a la insulina. La glucosa se acumula en la sangre porque no puede ingresar a las células. Se llama resistencia a la insulina porque las células resisten los efectos de la insulina.

El páncreas responde produciendo más insulina. La insulina adicional puede mantener el nivel de azúcar en la sangre en un rango saludable, hasta que el páncreas ya no pueda producir suficiente insulina para superar la resistencia de las células a la insulina.

Prediabetes

Prediabetes significa que nuestros niveles de glucosa en sangre son más altos de lo normal, pero no lo suficientemente altos como para diagnosticar una diabetes. Es posible tener prediabetes si se tiene resistencia a la insulina. La prediabetes también puede ocurrir si el páncreas no produce suficiente insulina para mantener el nivel de azúcar en la sangre dentro del rango normal. Con el tiempo, la prediabetes a menudo progresa hacia diabetes tipo 2.

Tipos de Diabetes

  • La más conocida es la diabetes mellitus que tiene unos síntomas bien claros: Apetito voraz, mucha sed, orina abundante y azúcar tanto en sangre como en orina. Esta a su vez puede ser juvenil, donde no existe segregación de insulina alguna y la de edad madura o senil, donde se da solo una deficiencia de insulina y suele relacionarse con la obesidad.
  • La diabetes insípida, donde no hay azúcar en la orina.
  • La diabetes renal, que sólo presenta azúcar en la orina pero no en sangre. Suele ocurrir si hay trastornos en el filtrado del riñón.

Las causas de tener diabetes son varias pero la más importante ya sabéis cuál es: La alimentación desequilibrada por un exceso de alimentos refinados (bollería, pan, pasta y arroces blancos), azúcares rápidos en todas sus formas (hidratos de carbono simples) y grasas insaturadas e hidrogenadas que saturan la función pancreática.

Alimentos Imprescindibles a Eliminar en la Diabetes

  • Azúcar blanco, en este punto estamos todos de acuerdo. Todo, absolutamente todo lo que venden en los supermercados lleva azúcar.
  • Glucosa sintética, maltosa, miel comercial o artesana, chocolatinas, galletas, maíz, zanahorias y chirivías cocinadas (si se comen crudas o parcialmente cocinadas producen un efecto menos drástico), remolacha, patatas (todas las verduras con almidón).
  • Cereales refinados como el arroz y pasta blancas, que sus efectos son similares al azúcar blanco refinado, es decir, se experimenta una subida muy rápida del nivel de azúcar en sangre seguido de una bajada que el cuerpo lucha por equilibrar.
  • Bebidas refrescantes, zumos industriales, café, alcohol (pariente químico del azúcar), té, colas, tabaco, charcutería, cerdo, conservas, solanáceas (tomates, pimientos, patatas y berenjenas), lácteos y derivados.
  • Carnes rojas, fiambres y embutidos que sobrecargan el hígado y el páncreas subiendo la insulina.
  • Las uvas, los dátiles, pasas, higos secos y orejones que tienen un alto contenido en azúcares simples y liberan la glucosa más rápidamente. Los plátanos contienen tanta glucosa en estado puro como fructosa elevando los niveles de azúcar en la sangre a una velocidad abismal.

Como podéis comprobar, actualmente tomando los productos que nos ofrece la industria alimentaria, tenemos todos las papeletas para ser diabéticos ya que nuestras provisiones alimenticias provienen de los supermercados y grandes superficies. Allí es casi imposible encontrar algo de calidad. Y ojo que también en las herboristerías existen productos altos en azúcar y fructosa.

Diabetes y Ayuno Intermitente

El objetivo principal del Ayuno Intermitente es reducir los niveles de insulina lo suficiente como para que el cuerpo queme grasa almacenada (en lugar de azúcar) para obtener energía.

Cuando el cuerpo descompone los alimentos que consumimos, terminan como moléculas en el torrente sanguíneo. Una de esas moléculas es la glucosa que proviene de la descomposición de los carbohidratos.

Nuestro cuerpo produce insulina para que las células puedan almacenar y usar esa glucosa. Si tiene más glucosa en sangre de la que nuestro cuerpo puede utilizar, se almacena en forma de grasa para uso futuro.

Cuando no comemos, los niveles de insulina bajan. Cuando los niveles de insulina son bajos, las células grasas liberan parte de la grasa almacenada para poder utilizarla como energía.

La dieta 5:2 y la Diabetes

La popular dieta 5:2 se introdujo en el libro más vendido del Dr. Jason Fung, «The Obesity Code», en 2016. Implica ingerir una cantidad recomendada de calorías cinco días a la semana, con dos días no consecutivos de llevar una dieta baja en calorías. En los días de ayuno, no se deja de comer por completo: Simplemente se reduce la cantidad de calorías.

El primer estudio a largo plazo sobre la dieta 5:2 fue publicado en 2018 por la Revista de la Asociación Médica Estadounidense (JAMA). Descubrió que el ayuno podría ser eficaz para las personas con diabetes que tienen problemas para seguir un régimen dietético diario a largo plazo. Informó que «el ayuno es seguro para quienes tienen diabetes tipo 2 controlada con dieta». Los autores del estudio concluyeron que aquellos que toman insulina o medicamentos orales para la diabetes como la glibenclamida o la metformina necesitan un seguimiento muy estrecho. Es posible que necesiten ajustar sus dosis. Esto se debe a que el ayuno puede causar hipoglucemia si se está tomando medicamentos que reducen el nivel de azúcar en sangre.

Dieta de alimentación temprana con restricción de tiempo (eTRF) y Diabetes

Con una dieta temprana de alimentación restringida en el tiempo (eTRF), uno tiene que ajustar todas sus comidas en un período de tiempo específico cada día. El plan de dieta eTRF puede ser de ocho o incluso seis horas. En el plan de ocho horas, si comienzas a comer a las 7:00 a.m. la última comida o refrigerio del día sería a las 3:00 p.m. Un ejemplo del plan de alimentación con horario restringido de 12 horas de antelación sería cuando se realiza la primera comida del día a las 7:00 a.m. y la última comida o merienda a más tardar a las 7:00 p.m.

La dieta eTRF puede funcionar con nuestro ritmo circadiano. Este es el reloj interno del cuerpo, que controla el momento del sueño, la vigilia y el metabolismo. Por eso algunos científicos piensan que la dieta podría ayudar a perder peso.

Si cenas temprano extenderás tu ayuno nocturno. Según un estudio publicado en el Revista de medicina de Nueva Inglaterra, el ayuno desencadena algunas funciones celulares importantes, como reducir el azúcar en sangre y acelerar el metabolismo.

Los beneficios de la dieta eTRF incluyen: Menos apetito, pérdida de peso, más pérdida de grasa por oxidación (quema de grasa) y presión sanguínea baja.

Se recomienda:

  • Comer alimentos que sacien y mantengan estable el nivel de azúcar en la sangre durante el ayuno, como proteínas magras (pescado, marisco, aves), verduras y ensaladas frescas.
  • No comer en exceso durante los períodos sin ayuno.
  • Justo antes de ayunar, comer alimentos que se absorban más lentamente, incluidos alimentos con un contenido más bajo de índice glucémico.
  • Cuando rompas el ayuno, evita o limita la cantidad de alimentos azucarados.
  • Bebe muchos líquidos (principalmente agua buena) durante el ayuno para evitar la deshidratación. Introduce agua de mar en tu agua dulce. Evita las bebidas azucaradas.

La dieta 5:2 permite comer normalmente cinco días a la semana. En dos días no consecutivos, comes menos calorías. Los estudios demuestran que este plan es seguro para personas con diabetes tipo 2 que se controla con dieta. Si tomas medicamentos para controlar la diabetes tipo 2, deberás controlar de cerca tu nivel de azúcar en la sangre para asegurarse de que no baje demasiado.

Y el plan de alimentación temprana con tiempo restringido funciona limitando la cantidad de horas que puedes comer en un día. Los planes de ocho y doce horas pueden reducir la insulina y la presión arterial y ayudar a mantener el peso.

Cambios para mejorar la Vida de un Diabético

  • Se debería introducir agua de mar (más información ‘Agua de Mar. Volver al Origen’) en nuestra agua dulce para alcalinizar (el diabético tiene tendencia a la artrosis) que hacen más lenta la absorción de los azúcares (no estamos hablando del azúcar blanco sino de los hidratos de carbono) por el estómago y así las necesidades de insulina son menores. Los caldos de verduras con agua de mar alcalinizan la sangre y la depuran. 
  • Como remedio fitoterapéutico recomendaría dos extractos de plantas: Extracto de eleuterococo, de acción antidiabética, estimula la acción del páncreas, a la vez que mejora todo el organismo, tanto física como psíquicamente; y el extracto de fenogreco que estimula el páncreas ayudando a combatir los estados de delgadez y cansancio.
  • Y en oligoterapia hay buenos resultados con el cobre y el cromo.

Si cambiáramos nuestros hábitos alimenticios la diabetes no llamaría a nuestra puerta.

¿Qué llevan los productos para diabéticos y productos light que nos vende la industria alimentaria?

Pues aquí tenemos otro gran negocio que mueve mucho dinero al igual que los productos para celíacos. Veamos lo que hay en el interior de esos ‘dulces’ o alimentos que nos venden diciendo que no existe peligro alguno para los diabéticos. Y para que aquellos que aunque no sean diabéticos piensan que hacen bien comprándolos. Empecemos por el más conocido y reconocido pero un gran timador nutritivo:

  • La fructosa: La fructosa original es un azúcar simple (monosacárido) que se encuentra en las frutas. Pero penosamente no procede de las frutas sino que se hace a partir del azúcar blanco por un proceso químico más barato. Por tanto, la fructosa que se utiliza en los productos para diabéticos es una sustancia química pura sin vitaminas, ni minerales ni fibra pero que endulza más que el azúcar blanco. Así, de primeras, ya están engañando al consumidor y, además, ocultándole que la fructosa es un potente inductor de la formación de triglicéridos que, a la larga, puede causar importantes problemas a cualquier persona sea o no diabética. Nos engañan diciendo que se asimila más lentamente que el azúcar, pero amigos míos, tengo que decir que si superamos los 20 gramos diarios producirá alteraciones en nuestro metabolismo influyendo sobre nuestro apetito (nunca nos sentiremos saciados), elevando los triglicéridos, el colesterol, subiendo nuestro nivel de azúcar en sangre y nos creará obesidad.
  • Hace unos años la fructosa ha sido sustituida por la estevia, planta que se extrae del Paraguai y ahora la comercializan y promocionan para los diabéticos con un gran boom mediático (ya veremos lo que dura). Personalmente no soy partidaria de ella ya que la gran multinacional de los refrescos de cola se ha quedado con la ‘patente’ y esto ya huele mal. La estevia que nos venden en comprimidos, líquida o en polvo deja mucho que desear (si, la que te venden en las herboristerías también la incluyo) ya que sólo hay un 20% de estevia y un 80% de eritritol (polialcohol que aumenta la glucosa en sangre de los diabéticos) y saborizantes naturales desconocidos. Del 20% de estevia no hay ninguna cantidad de steviósido, el único componente edulcorante de la estevia con propiedades medicinales. Ojo al dato, lo que nos llevamos a casa no es Stevia Rebaudiana Bertoni sino un engendro llamado Truvia que sólo lleva un componente de la estevia llamado Rebaudiósido con efectos secundarios. ¿Seguimos pensando que la industria alimentaria se preocupa por alguien? 
  • Edulcorantes artificiales: Como su nombre nos indica se sintetizan en laboratorios industriales y son realmente muy peligrosos. Los fabricantes suelen hacer combinaciones de dos o más de ellos para incrementar su sabor dulce. El más conocido es la sacarina que Canadá y Japón lo prohibieron por estar relacionada con el cáncer de vejiga y Estados Unidos lo prohibió en 1977 pero en la actualidad ha vuelto al mercado y lo podemos encontrar en muchos productos inimaginables (leamos siempre los ingredientes). Seguimos con el aspartamo que es el más utilizado en la industria alimentaria y el más controvertido ya que lo retiraron del mercado desde 1974 hasta 1981 por comprobar su efecto cancerígeno pero la industria alimentaria luchó para obtener de nuevo a su endulzante favorito y lo consiguió. Otro sospechoso por tener efectos cancerígenos y alergénicos es el ciclamato que en Estados Unidos se prohibió en 1970 pero se está valorando de nuevo su autorización y en Japón e Inglaterra es ilegal pero la mayoría de países europeos, entre ellos España, lo siguen utilizando.

Otras Causas que predisponen a la Diabetes

  • Los factores hereditarios o los desequilibrios del sistema nervioso como estrés, cansancio y emociones alteran la segregación de adrenalina que estimula la formación de glucosa en sangre mientras que la insulina la rebajaría.
  • El estreñimiento, un mal actual, que produce una congestión en el hígado y en la vesícula biliar, por lo tanto, el hígado no puede transformar los nutrientes en glucógeno que es como almacenamos el azúcar (no es el azúcar blanco, me repito) en el hígado. Más información en ‘Estreñimiento. Vaya Tormento’.

Si ya eres diabético te recomiendo que hagas un esfuerzo por tu salud y dejes los alimentos mencionados y te decidas a empezar a nutrirte de verdad. Sería estupendo algo de actividad física para que haya un mayor consumo de glucosa y más aflujo de sangre al páncreas que regula el azúcar, al igual que llevar una vida emocional tranquila y sin alteraciones nerviosas, controlando la vista y la circulación sanguínea ya que se suele ser propenso a cataratas y arteriosclerosis y cuidar bien cualquier herida que se tenga para no tener infecciones. No he dicho nada nuevo y ésto nos lo podemos aplicar todos.

Comida Baja en Hidratos=Salud

‘Muchas personas con diabetes tipo 2 están eligiendo una dieta basada principalmente en comidas bajas en carbohidratos. A menudo se observa que, comenzando con la primera comida del día, su nivel de glucosa en sangre mejora. La necesidad de medicamentos, en especial la insulina, generalmente se reduce de manera inmediata. Con frecuencia, a esto le sigue una pérdida de peso sustancial. Por último, suelen sentirse mejor, tener más energía y lucidez mental, y mejoran muchos indicadores de salud. Debido a estos y otros beneficios, muchos médicos recomiendan dietas bajas en carbohidratos a sus pacientes con diabetes.’ Dr. James Fung.

‘Elegir una dieta compuesta de alimentos con menos azúcares y almidones significa que tu glucemia puede mejorar rápidamente. La necesidad de medicamentos, especialmente la insulina, puede reducirse considerablemente.’ Dr. James Fung.

‘En 2019, la Asociación Americana de Diabetes (ADA) afirmó que la reducción de la ingesta de carbohidratos fue la estrategia más eficaz para mejorar el control de la glucosa en sangre en personas con diabetes.’

Conclusión Reveladora

‘Hace tan solo 50 años, la diabetes tipo 2 era extremadamente rara. Ahora, en todo el mundo, la cantidad de personas con diabetes está aumentando muy rápidamente y está alcanzando los 500 millones. Esta es una epidemia mundial.‘ Dr. James Fung.

‘Ahora la gente con diabetes tipo 2 puede tener la esperanza de recuperar la salud. Ahora sabemos que las características distintivas de la diabetes tipo 2 -nivel alto de glucosa en sangre y nivel alto de insulina- pueden revertirse.

Las personas afectadas no sólo tienen que “manejar” su diabetes a medida que esta avanza. En su lugar, pueden bajar su nivel de glucosa en sangre a niveles normales solo con la dieta. Esto significa también que pueden evitar o interrumpir la mayoría de los medicamentos. Niveles normales de glucosa en sangre y menos o ningún medicamento significan que la enfermedad no avanza, y que la enfermedad no avance indica la ausencia de complicaciones. Las personas con diagnóstico de diabetes tipo 2 pueden gozar de una vida larga, saludable, con los dedos de los pies, los ojos y los riñones intactos.’ Dr. James Fung.

Por lo tanto, menos miedo, menos inseguridad, más información, determinación y constancia llevando una nutrición equilibrada y sin azúcares simples, un estilo de vida que nos aporte bienestar y lo mejor de todo, libertad para poder seguir viviendo con salud y dignidad.

No puedo terminar sin hablar de la dependencia a la insulina inyectada: Se inyecta porque compensa la insulina que el páncreas no segrega pero quiero que quede claro que la insulina inyectada no cura la diabetes, no cura la raíz, es decir, sólo actúa en el síntoma. Así que no es una verdadera solución y lo mismo ocurre en otras enfermedades y otros medicamentos como los corticoides que te alivian pero cuando dejas de tomarlos todo empieza de nuevo.

Louis Hay nos dice:

Diabetes (hiperglucemia): Nostalgia de lo que pudo haber sido. Gran necesidad de controlar. Tristeza profunda. Ni restos de dulzura.

Yo Isasi

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

× Mándame un WhatsApp!