Patatas, Tomates y Artritis

Hace ya casi veinte años que me diagnosticaron artritis reumatoide, a día de hoy ha desaparecido por completo gracias a la Acupuntura y a eliminar ciertos alimentos de mi alimentación como las patatas (era una adicta a ellas), los tomates, las berenjenas y los pimientos. Estos se llaman solanáceas y ahora te voy a explicar qué relación tan directa tienen con la inflamación tanto intestinal como articular u ósea.

En el 2009 escribí sobre las solanáceas en mi primer blog y desde entonces he podido comprobar que eliminarlas de la alimentación diaria ha aportado mejoría a muchas personas con dolencias sobre todo relacionadas con sistema óseo-articular, nervioso y digestivo.

Muchos ‘expertos’ dicen que eliminarlas no tiene fundamento aunque yo me quedo con mi experiencia, la cual me dice que cuanto más lejos estén mejor.

Estamos hablando de unas 2.800 especies de plantas, muchas de ellas con propiedades y componentes muy diferentes, que pertenecen a un orden científico llamado Polemoniales, y a una familia científica llamada Solanaceae. (Información sacada de Harold McGee).

  • Las más famosas de esta familia son las patatas, los tomates, muchas especies de pimientos dulces y picantes y las berenjenas. Otras menos conocidas son las cerezas molidas, los tomatillos, el arándano, los tamarillos, los pepinos, las naranjillas. Aunque la batata, pertenece al mismo orden de estas plantas, no pertenece a la familia Solanaceae que se encuentra en este orden, sino a una familia diferente de plantas. Aún así yo no la recomiendo.
  • Las salsas picantes, como el tabasco, que contienen pimientos picantes también se deben considerar solanáceas. No nos podemos olvidar del tabaco, el chile en polvo, la paprika y las bayas goji.
  • Puede ser útil tener en cuenta que la pimienta negra y la blanca, pertenecen a la familia de las Piperáceas, no son solanáceas.

En realidad botánicamente no son verduras sino frutas. Si, los tomates, las berenjenas y los pimientos son frutas.

Las Solanáceas y los Alcaloides

Los alcaloides son sustancias que contienen nitrógeno y se encuentran en las solanáceas. A menudo son muy amargos y funcionan como un repelente de insectos natural.

Los alcaloides pueden afectar la función nervio-muscular y la función digestiva en animales y humanos, y también puede comprometer la función articular.

Muchas personas con enfermedades autoinmunes han eliminado las solanáceas de su alimentación ya que se cree que estos alimentos contribuyen a problemas de salud.

Los alcaloides son toxinas de sabor amargo, son venenosos a dosis altas, y la mayoría altera el metabolismo en dosis bajas. De ahí el atractivo de la cafeína, el teína, la nicotina, el cacao, la morfina, la heroína…

Debido a que la cocción sólo reduce el contenido de alcaloides de los alimentos en un 40-50% (algunos expertos dicen que no se reduce nada), los personas altamente sensibles deberían evitar esta categoría de alimentos por completo. Las manchas verdes y brotadas en las patatas generalmente reflejan un alto contenido de alcaloides.

  • Efecto de los alcaloides esteroides en el sistema nervioso
  • Efecto de los alcaloides esteroides en la salud de las articulaciones
  • Efecto del alcaloide de la nicotina en la salud

El más famoso de los alcaloides del tipo de un anillo (alcaloides monocíclicos) se encuentra en las concentraciones más altas en el tabaco (Nicotiana tabacum): la nicotina. Este alcaloide se encuentra no sólo en el tabaco, sino también en la berenjena y el tomate.

  • Aumento del contenido de alcaloides en patatas verdes y germinadas y en tomates verdes

Es importante señalar que las manchas verdes o los brotes de las patatas, generalmente corresponden a un mayor contenido de alcaloides, y este mayor contenido de alcaloides es una de las razones principales para evitar su consumo de patatas verdes o germinadas. (El color verde en sí mismo es clorofila y es útil para nuestra salud, pero desafortunadamente, también está acompañado de alcaloides que no podemos ver).

En el caso de los tomates, la acumulación de alcaloides parece tener lugar en un grado mucho mayor en las hojas, tallos y enredaderas que en la fruta madura. De hecho, a medida que el fruto de la planta de tomate madura, su contenido de alcaloides también disminuye. 

Solanáceas y Artritis

Parece ser un factor en la etiología de la artritis basada en encuestas de más de 1400 voluntarios durante un período de 20 años. Las plantas de familia de las Solanaceae son un factor causante importante en la artritis en personas sensibles. Una acumulación de glicoalcaloides y esteroides que inhiben la colinesterasa, otras fuentes, como la cafeína, y algunos pesticidas pueden causar inflamación, espasmos musculares, dolor y rigidez.

La osteoartritis parece ser el resultado del consumo y/o el uso a largo plazo de las solanáceas, que contienen naturalmente el metabolito activo, la vitamina D3, que en exceso causa la mutilación y la discapacidad temprana (como se ve en el ganado). La omisión rígida de Solanaceae, con otros ajustes menores de la alimentación, ha dado como resultado una mejora positiva o marcada en la artritis y la salud general.

Solanáceas y Síndrome de Hipermeabilidad Intestinal

  • Las solanáceas pueden empeorar la enfermedad inflamatoria intestinal. Esto a veces se denomina aumento de la permeabilidad intestinal o ‘intestino permeable’ o síndrome del intestino agujereado. Cuando esto sucede, el sistema inmunológico del cuerpo ataca las sustancias dañinas, lo que provoca una inflamación adicional del intestino y muchos síntomas gastrointestinales adversos, como dolor, diarrea, mala absorción y otros.
  • Según la investigación algunos estudios en animales sugieren que los alcaloides en las solanáceas pueden agravar aún más el revestimiento intestinal de las personas con Síndrome Hipermeabilidad Intestinal.
  • Además, dos estudios de probeta sugieren que una fibra llamada pectina en los tomates y la capsaicina en los pimientos también puede aumentar la permeabilidad intestinal. Esta investigación limitada en animales y probetas sugiere que las personas con SHI pueden beneficiarse al eliminar o reducir la ingesta de solanáceas.

Cocción y Almacenamiento

  • La cocción en sí puede tener un impacto variable en el contenido de alcaloides de las patatas.

Hemos visto un estudio en el que el contenido total de glicoalcaloides en las patatas se redujo en un 40% después de solo 10 minutos de cocción a 210 ° C. A largo plazo, los métodos de cocción con calor seco (como la cocción en horno) parecen más efectivos para reducir el contenido de alcaloides que los métodos de calor húmedo como vaporizar o hervir. Esta diferencia puede estar relacionada con la solubilidad de los alcaloides como la solanina en agua, que es muy baja a menos que se haya agregado al agua una sustancia fuertemente ácida en una cantidad sustancial.

  • Almacenamiento: Los estudios muestran que la exposición a la luz puede aumentar el contenido de alcaloides de las patatas, en parte al aumentar los eventos metabólicos asociados con la brotación. Por esta razón, debería disminuir el desarrollo de alcaloides en las patatas al almacenarlas en un lugar oscuro que esté protegido de la luz.
  • Con respecto a las patatas, la investigación nos dice que se puede reducir el contenido de alcaloides al eliminar la piel y los brotes.

Patatas, Tomates, Berenjenas y Pimientos

Lo que expongo a continuación es de mi antiguo artículo ya eliminado.

  • Dentro de las solanáceas, hay un tipo de alcaloide llamado solanina. Su concentración es menor en productos maduros que en los verdes y el almacenamiento con luz y calor puede aumentar el contenido hasta grados tóxicos, especialmente cierto en las patatas almacenadas de modo incorrecto. La solanina no se destruye con la cocción ni con la digestión, por lo que es almacenada en el cuerpo. En cantidades altas es muy tóxica y en cantidades moderadas pueden notarse ciertos problemas. Muchas personas, no saben que son sensibles a la solanina, y sufren trastornos en su estado de salud (físico y psíquico), siendo el más visible, la calcificación de tejidos blandos: articulaciones, arterias, riñones y pulmones.
  • El Dr. Hans Selye le llamó el ‘síndrome calcifilático’, ya que interviene en la artritis, la artritis reumatoide, arteriosclerosis, la insuficiencia coronaria, la esclerosis cerebral, los cálculos renales, la bronquitis crónica, la osteoporosis, la hipertensión, el lupus eritematoso. Las personas que suelen comer de manera regular pimientos, tomates, patatas o berenjenas, pueden llegar a tener dolores musculares, calambres, dolor de huesos, ya que se atribuye a la falta de calcio circulante en sangre, la solanina lo retira. Se asegura que una dieta exenta de solanáceas mejoran y a veces se recuperan los problemas articulares. Por mi experiencia nutricional he podido comprobar que casos como los arriba mencionados evolucionan favorablemente al eliminar las solanáceas. Si no piensas abandonar estas verduras, te recomiendo que, por lo menos, no tomes patatas o tomates verdes y deseches las patatas con brotes y haz salsa de tomate en vez de tomarlo crudo.

Patata

Los exploradores españoles trajeron la Solanum tuberosum procedente de Perú o Colombia en 1570. Era muy resistente, fácil de cultivar.
Es muy importante un buen almacenamiento en un sitio sin luz y a unos 7-10ºC, ya que a temperaturas más cálidas nacerán brotes o se pudrirán. Contiene alcaloides tóxicos, de 2 a 15 mg de solanina y chaconina por cada 100 gramos. Con niveles más altos, se nota un amargor, una sensación de quemazón en la garganta, problemas de estómago y neurológicos (inhiben las colinesterasas, sistemas imprescindibles para la transmisión del impulso nervioso). Sus malas condiciones de cultivo y la exposición a la luz triplican los niveles normales de alcaloides. Por tanto, si vemos que su piel está verde o tiene brotes nos señala que tiene un contenido de alcaloides altísimo (además de que su nivel nutricional es casi nulo) y debemos desechar todas las patatas.
Además de estas sustancias tóxicas, hay que decir que al ser un tubérculo acuoso lo hace más proclive al desarrollo de bacterias, mohos y levaduras. Su flora habitual contiene esporulados, coryneformes, enterococos, coliformes, mohos y levaduras. Existe un hongo llamado mildiu que ataca a las hojas y al tubérculo de la planta y activa su putrefacción manteniéndose durante el transporte y la conservación. En condiciones buenas de humedad y calor, este hongo se reproduce velozmente pudiendo destruir cosechas enteras.

Tomate

Se ha relacionado con casos de artritis, artrosis o cualquier problema relacionado con los huesos. Personalmente, lo limitaría para los meses estivales y bien cocidito a fuego lento. Botánicamente es considerada una fruta, al igual que la berenjena y el pimiento. Todos los tomates de los supermercados han sido recogidos y embarcados cuando todavía eran verdes. Los rocían con gas etileno para que se pongan rojos, consiguiendo con ésto que se estén convirtiendo en un producto insípido. A la mayoría de los tomates enlatados les añaden sales de calcio químicos para dar firmeza y que los tomates se mantengan intactos. Y mucho cuidado con añadir a la salsa del tomate sus hojas ya que tienen un alcaloide llamado tomatina, potencialmente tóxico.

Mi Conclusión

Si padeces problemas articulares como artrosis, artritis reumautoide o gota (también si eres deportista o sufres de alguna lesión), así como problemas del sistema nervioso o digestivo, te invito a que elimines las solanáceas durante una o dos semanas, tiempo suficiente para notar mejoría.

Si aún así eres reacio a dejarlas por lo menos te aconsejo no tomar smoothies a base de solanáceas crudas (patata, pepino, tomate…) ni tampoco con ácido oxálico (kale, espinacas, remolacha, apio…), y cocinar estas verduras para eliminar los máximos antinutrientes posibles ya que con el tiempo los primeros síntomas serán dolores articulares seguidos de malestares digestivos.

Escucha a tu cuerpo.

Más información en mi libro ‘El Código de la Nutrición. Por una Nutrición Divergente’.

Yo Isasi

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Contenido Protegido!!
× Mándame un WhatsApp!