Haciendo Malabares con las Cremas Solares

Haciendo Malabares con las Cremas Solares

Tabla de contenidos

Aún recuerdo cuando éramos pequeños y nos embadurnaban con crema solar nada más llegar a la playa y si nos sentábamos en la arena o había aire nos convertíamos en croquetas, era todo un pringue. No nos dejaban bañar una vez puesta la crema así que cuando incumplíamos la regla veíamos que no éramos los únicos ya que el agua olía a crema solar. Todos los niños estábamos a remojo con la crema recién puesta y dejando una gran mancha aceitosa a nuestro paso. Yo recuerdo que aún y así me seguía poniendo como un tomate e incluso me llegaba a quemar. Y ahora creo que ya entiendo el por qué:

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha pedido el cese de comercialización de las cremas solares Invisible Sun Protection Face Cream SPF 50+ de Rituals, Capital Soleil Crème Onctueuse Protectrice SPF 50+ de Vichy y Waterlover Face Sunscreen SPF 50+ de Biotherm por no cumplir con el factor de protección que anunciaban. Casi la mitad de cremas solares faciales analizadas por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) no cumple con la protección anunciada. A este respecto, indicó que los resultados «son realmente preocupantes, ya que casi la mitad de las cremas analizadas no garantizan lo declarado en su etiqueta». En concreto, los productos que, según este estudio, “no cumplen con el nivel indicado de SPF” son Invisible sun protection face cream SPF 50+ de Rituals, Protección Facial Sensitive SPF 50 de NIVEA, Sun sensitive oil free milky face fluid SPF 50 de Lancaster, Hidro Infusion Sun Gel Cream Face de Piz Buin 50 SPF y Waterlover crème solaire visage SPF50+ de Biotherm.

«El nivel indicado de todos ellos se sitúa en torno a un SPF 30, frente al 50 o 50+ anunciado en el etiquetado», agregó, al tiempo que subrayó que, por su parte, Capital soleil crème onctueuse protectrice spf 50+ de Vichy «no cumple ni con la protección SPF ni con la protección UVA anunciadas». A ellos se uniría Fusion Water MAGIC SPF 50, de Isdin, que, según el estudio, «no cumple con el nivel UVA indicado, aunque el SPF sí está conforme a lo recogido en el etiquetado». Fuente.

Y cuando éramos adolescentes fue la excusa perfecta para pedir al chico que te gustaba que te pusiera crema en la espalda y luego se quedaba con las manos bien pringosas. Sinceramente, ¿a quién le gusta poner crema solar? Es todo un pringue.

Así que cuando llega el verano somos bombardeados con anuncios de cremas solares y todo el mundo nos creemos que estamos a salvo del asesino en serie: El Sol. Malvado y desprestigiado Sol, el culpable, según muchos, de crearnos cáncer de piel mientras hacen el agosto las empresas de cremas solares.

‘Los productos de farmacia para la protección solar siguen ganando mercado. En los últimos 12 meses, hasta julio, el negocio creció un 7% en España, hasta los 211,4 millones de euros según datos de la consultora Iqvia. En este segmento gana por goleada el laboratorio español Isdin, con ventas por 82,1 millones, lo que supone casi el 40% del mercado. Esta compañía es una joint venture a partes iguales entre el grupo Esteve y la familia perfumera Puig. Le siguen el laboratorio francés Avene, que cedió un 5,7% de ventas, y el español Cantabria Labs, de la familia Matji, que disparó un 21,5% su facturación en este negocio (ver gráfico), convirtiéndose en el que mayor mejora de ingresos ha tenido en los últimos 12 meses’ Fuente. 

La Comisión Europea define al protector solar como: ‘Cualquier preparado (como crema, aceite, gel o aerosol) de aplicación sobre la piel humana con la finalidad exclusiva o principal de protegerla de la radiación UV absorbiéndola, dispersándola o reflejándola.

Composición química y agresiva de las Cremas Solares con filtros químicos

Esta Comisión Europea nos recomienda poner la crema solar 30 minutos antes de exponernos al sol y ahora con un estudio realizado por los profesores María Victoria de Gálvez y José Aguilera resulta que los protectores solares son efectivos 5 minutos después de su aplicación en la piel. ‘Estos expertos aconsejan la aplicación de crema solar de alta protección cada dos horas, ya que, por lo general, la cantidad que normalmente se usa no es la adecuada -dos miligramos por centímetro cuadrado de piel- y su distribución no suele ser la correcta.’ Fuente.

Estos mismos investigadores, en colaboración con la Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología, han desarrollado la aplicación móvil UV-Derma que calcula el tiempo que uno tarda en quemarse la piel al tomar el sol. Para ello, analiza la información metereológica del sitio donde estás y calcula en cuanto tiempo se quemará tu piel. 

Filtros químicos y filtros físicos

Antes de comenzar con su composición o listado de ingredientes (conocido como INCI) debemos recordar que los filtros químicos están compuestos por orgánicos sintéticos derivados del petróleo. Ingredientes que, además de ser usados en otros productos cosméticos, son disruptores hormonales y con nanopartículas que penetran fácilmente alterando nuestro organismo y, además, son más susceptibles de provocar alergias. Las cremas solares con filtros físicos, normalmente sin nanopartículas, no se absorben ni alcanzan la dermis y reflejan los rayos UV, actúan como pantalla. Pero son más pringosos que los químicos y cuesta más de extender. Con los filtros químicos se transforma la radiación ultravioleta en energía calorífica que más adelante veremos cómo eso puede afectar al calentamiento de los océanos y mares.

  • Ácido para-amino benzoico (PABA) que, según dicen, puede producir coma, mareos, dificultad para respirar, diarrea, insuficiencia hepática, fiebre, náuseas, erupción, vómitos…
  • Benzofenonas o bisfenol, que también que causan un crecimiento irregular de nuestras hormonas masculinas y femeninas y además producir problemas en el sistema inmunológico, alteraciones en el desarrollo neurológico (estos aditivos también se pueden encontrar en otros productos cosméticos que usamos a diario). 
  • Oxbenzona que altera las hormonas, penetra en la piel y entra al torrente sanguíneo.

Investigadores del Environmental Working Group, una organización no lucrativa con sede en Washington, publicó su informe anual manifestando que casi la mitad de los 500 productos de protección solar más populares pueden en realidad aumentar la velocidad en la cual las células malignas desarrollan y extienden el cáncer de piel ya que contienen vitamina A y su derivados, retinol y retinol palmitato. Además, la FDA ha sabido los peligros de la vitamina A incluida en los protectores solares desde que ordenó un estudio hace 10 años, sin embargo no ha hecho nada para alertar al publico de los peligros. El retinol palmitato fue seleccionado por el Centro de Seguridad Alimenticia y Nutrición Aplicada (de la FDA) por su foto toxicidad y foto carcinogenicidad en sus pruebas basadas en el uso generalizado de este compuesto en los productos cosméticos a la venta al por menor para ser utilizado en la piel expuesta al sol.’ Artículo del National Toxicology Program en el 2000.

Según me cuenta un experto en cómo crear-preparar cremas, lociones, aceites, todos ellos naturales, dice que la composición de la crema solar sólo tendría que estar compuesta de: Methylbenzylidene camphor (60-80%), Benzophenone-3 (40-20%) y para solubilidad: vaselina líquida (6%), isoproplio miristato (25%), cetiol V (20%), aceites vegetales (10%), alcohol etílico 95º (10%). Pero estos nombres no me dan buena ‘vibra’ así que sigo investigando y encuentro:

  • Methylbenzylidene camphor: Los investigadores europeos citan preocupaciones sobre la toxicidad de la tiroides, la alteración hormonal y recomiendan que el químico no se use en protector solar. Además, existe evidencia suficiente de que el 4-MBC puede actuar como un disruptor endocrino y tiene efectos tanto en el sistema tiroideo como en el de estrógeno. Los efectos sobre el sistema androgénico no son tan evidentes, ya que sólo se dispone de evidencia in vitro. Incluso si se excluyera el potencial genotóxico, la reevaluación actual del 4-MBC estableció un nivel de exposición más alto que el del dictamen anterior. Fuente. 
  • Benzophenone-3: ‘Los efectos adversos en humanos indicaron alteraciones hormonales del ciclo menstrual y un mayor riesgo de fibromas uterinos’. Fuente. 
  • Isoproplio miristato: Se está estudiando como potenciador de la piel. También se utiliza como pesticida contra los piojos. Se usa de la misma manera en productos para matar pulgas y garrapatas para mascotas. 
  • Muchos protectores solares contienen oxibenzona, octinoxato o avobenzona, y estos ingredientes representan una amenaza para los arrecifes de coral. Cuando estos químicos se eliminan de nuestro cuerpo, pueden dañar la salud de los arrecifes. Fuente. La oxibenzona, el octinoxato y el homosalato, pueden interferir en los procesos hormonales del cuerpo y son disruptores endocrinos y estrogénicos.
  • El octocrylene es un filtro solar químico sospechoso de ser un disruptor endocrino. El Comité Científico de Seguridad de los Consumidores de la Comisión Europea (SCCS) ha restringido su empleo a concentraciones no superiores al 10 %. De hecho, el SCCS indica que las concentraciones actuales no son seguras, prohibiendo su uso a partir del año 2025 salvo en cosmética facial sin propelente y en una concentración máxima del 7,34 %.
  • Si eres de los que usan pantallas totales (reflejan la radiación solar e impiden que penetre en la piel) que sepas que, además, te pones dioxido de titanio en tu piel codificado como CI 77891 en cosmética (champúes, jabones, barras de labios, pasta de dientes, base de maquillajes, exfoliantes, cremas antiestrías y celulitis…) y como E171 en la industria alimentaria (caramelos confitados, harinas, quesos, chicles, helados, salsas, para blanquear la leche descremada, cremas para café…) además de usarse en pinturas y recubrimientos, impresiones, darle color a juguetes, aparatos electrónicos, automóviles, muebles, papeles… ‘Las nanopartículas de dióxido de titanio son, desde hace años, sospechosas de provocar ciertas alergias respiratorias, asma, bronquitis, rinitis, disturbios cardiovasculares o incluso cánceres.’ Fuente. El uso de nanomateriales va en aumento en algunos productos de consumo, por ejemplo, las nanopartículas de dióxido de titanio están aprobadas como filtro UV para protectores solares, por su capacidad para bloquear la absorción de la luz ultravioleta del sol. Sin embargo, a pesar de que las partículas son muy pequeñas, pueden seguir resultando nocivas para la salud. El Comité Científico de Seguridad de los Consumidores (CCSC) pone en duda la seguridad de las nanoparticulas cuando se inhalan, ya sea a través de productos en polvo o en aerosol. Por ello aconseja no utilizar sprays o polvos que contengan dióxido de titanio. Pueden causar toxicidad e inflamación de los pulmones y de ahí derivar en cáncer, o bien que la exposición provoque irritación de la piel o los ojos. Además, algunos estudios señalan que si los nanomateriales de dióxido de titanio penetran en el organismo pueden dañar el material genético. Científicos aseguraban que las playas del sur de Francias quedaban contaminadas por las cremas solares, que contienen cantidades significativas de este químico. Los investigadores encontraron que en el agua las nanopartículas del dióxido de titanio se vuelven más agresivas y que la exposición a largo plazo podría resultar tóxica para una variedad de peces y otros organismos acuáticos. Calcularon que se podía encontrar 1,7 kilos de dióxido de titanio al día, lo que equivale a 54 kilos en los dos meses de verano. Es la primera vez que un estudio demuestra como ciertos cosméticos, en este caso cremas solares, pueden dañar el entorno marino. Fuente. ‘Científicos han descubierto que la protección solar de los bañistas libera cantidades del contaminante dióxido de titanio en el mar, lo que tiene el potencial de dañar la vida marina. Este trabajo se ha presentado en la conferencia de geoquímica Goldschmidt en Boston’. Fuente. 

En cuanto a los filtros físicos debemos saber que llevan hidróxido de aluminio (alúmina) que se añade a la crema junto con dióxido de titanio porque evita que éste se aglomere y hace que se disperse uniformemente cuando se aplica. Pero ya sabemos que el aluminio presenta niveles de toxicidad y no es biodegradable. Yo no soy química pero esto a mí no me huele muy bien. Ya que en todas las webs de cremas con filtros físicos me intentan comenzar que no tienen ninguna relación el aluminio con la alúmina que, según nos cuentan, es una especie de aluminio en bruto que no requiere tanta energía para su producción como el aluminio y que respeta a la piel y al medio ambiente. Aquí lo dejo pero yo no me fío ni un pelo.   

Cremas Solares agresivas con el Medio Ambiente

En nuestros océanos y arrecifes hay 14.000 toneladas de productos solares y ya se sabe que algunos ingredientes, como la oxibenzona, blanquean los corales frenando el crecimiento de los corales jóvenes y además se han observado anomalías en los peces que afectan a sus sistemas hormonales.

La república de Palaos –un archipiélago situado en el Pacífico occidental– es el primer país en prohibir los productos de protección solar para defender sus arrecifes de coral. Los investigadores creen que determinados compuestos de estas sustancias son altamente tóxicos para la vida marina y pueden hacer que el coral sea aún más vulnerable al proceso de blanqueamiento. La legislación aprobada en la isla señala que existen al menos 10 elementos químicos que generan daños a dicho ecosistema. Los productos prohibidos recibirán una multa de hasta 1.000 dólares. Los científicos confirman que la oxibenzona y el octinoxato contribuyen a hacer que el coral sea más susceptible de sufrir la decoloración, una enfermedad que hace que se vuelvan de color blanquecino. Las investigaciones publicadas en el 2015 demostraron que la oxibenzona era tóxica y que podía frenar el crecimiento de los corales jóvenes. La decisión de Palaos se adopta después de que Hawái prohibiera la venta de protectores solares que contengan oxibenzona y octinoxato. No obstante, en Hawái los turistas podrán llevar el protector solar prohibido al estado o comprarlo allí si tienen una receta médica. Los protectores solares son un factor que se añade a los problemas ambientales que sufren los arrecifes de coral, muy vulnerables al calentamiento de las aguas. Se estima que el 90% de los arrecifes sucumbirán si se confirma un fuerte incremento de las temperaturas de las aguas.

El estrés que sufren (calentamiento de las aguas, contaminación…) hace que los arrecifes pierdan poco a poco o, incluso, expulsen las algas simbióticas que lo rodean con lo cual el coral se vuelve translúcido y blanco. Esa pérdida hace que desaparezcan los tejidos y sus colores vivos hasta quedar convertido en mero esqueleto. El problema afecta a todas las especies de coral, que pueden tardar décadas o incluso más tiempo en recuperarse si cambian las condiciones. Dolores Romano, responsable del área de químicos de Ecologistas en Acción, destaca que las dos sustancias son disruptores endocrinos; es decir, son sustancias químicas que imitan a los estrógenos naturales del organismo y que son capaces de alterar e interferir el equilibrio hormonal y en todos los procesos regulados por las hormonas (con incidencia en las fase de desarrollo fetal). “Este es un típico ejemplo de un riesgo ambiental debido al uso masivo de un producto empleado por muchas personas en un mismo sitio”, indica Koldo Hernández, experto de esta misma organización ambientalista. “Nos sirve como ejemplo de cómo una alerta temprana sobre los impactos ambientales no es atendida hasta que se ven perjudicados los intereses económicos. Y no olvidemos que Palaos vive del turismo”, añade Koldo Hernández. Fuente.

Uso de Cremas solares con nanopartículas. ¿Es una buena opción?

Científicos del Grupo de Nanomedicina de la UC e IDIVAL demuestran, en pruebas realizadas en cultivos de laboratorio, que estas partículas afectan nocivamente a las células. Un estudio de investigación llevado a cabo por estos científicos, formado por profesores e investigadores de la Universidad de Cantabria y Valdecilla, liderado por los investigadores Rafael Valiente y Mónica López-Fanarraga ha puesto de manifiesto el efecto nocivo que producen las nanopartículas de óxido de cinc (ZnO) que se emplean en la mayoría de los productos cosméticos de uso cotidiano, fundamentalmente como filtro solar en cremas protectoras solares. Estas cremas que tradicionalmente contenían en su composición considerables cantidades de ZnO y eran inocuas, han sido sustituidas por nanopartículas del mismo material con el fin de mejorar la apariencia estética tras la aplicación. La disminución de tamaño de las partículas de ZnO hace que penetren dentro de las células en cultivo derivadas de la piel (los queratinocitos), disolviéndose intracelularmente y desencadenando un proceso citotóxico agudo, cuyo mecanismo molecular explican los autores del estudio hecho en células en cultivo. Estos resultados se suman a muchos otros donde se evidencia la necesidad de regulaciones y de estudios sistemáticos de los nanomateriales que se emplean en productos de uso cotidiano dado que hasta la fecha se desconoce su acumulación en material viva, degradación y toxicidad, así como los posibles efectos nocivos para los seres humanos y el medio ambiente. El grupo de Nanomedicina-UC-IDIVAL estudia desde hace varios años la relación biosintética de los nanomateriales con las células y tejidos, para intentar entender tanto los efectos nocivos para la salud tras la exposición a éstos de manera incontrolada, cómo su utilización a modo de nuevas terapias contra el cáncer, entre otras enfermedades.’ Fuente.

¿Por qué evitar las nanopartículas en cosmética?

Si bien la nanotecnología está cada vez más presente en cosmética, ante la falta de evidencia que garantice su inocuidad, se aconseja evitar productos que contengan partículas microscópicas. ¿El motivo? La facilidad de algunos nanomateriales para penetrar la barrera cutánea y acumularse en nuestro organismo, acarreando potenciales riesgos para nuestra salud. Las nanopartículas suponen también un impacto medioambiental, debido a su capacidad para acumularse en los organismos y causarles daños. Aunque de forma natural, los organismos están expuestos a partículas microscópicas, las nanopartículas de origen natural normalmente se unen formando partículas de mayor tamaño, mientras que las de origen sintético tienden a persistir por el uso de estabilizadores o surfactantes. Asimismo, debemos tener en cuenta que, la creación de materiales a nanoescala puede destapar propiedades toxicológicas no presentes en el mismo material a mayor tamaño’. Fuente.

¿Qué ingredientes no debe tener un Protector Solar?

Parabenos (sobretodo propylparaben, butylparaben), formaldehido (aldioxa, alcloxa, allantoina HMDM Hydantoin, MDM Hydantoin , Diazolidinyl Urea, Imidazolidinyl Urea), compuestos de amonio cuaternario (quats y poliquats), Trietanolamina (TEA), Dietanolamina (DEA) y Monoetanolamina (MEA), el EDTA, los compuestos halógen-orgánicos, Butilhidroxianisol (BHA) y Butilhidroxitolueno (BHT), las fragancias (aromas) por contener Ftalatos y Siloxanos (Ciclometicona e ingredientes que acaban en “siloxano” como cyclopentasiloxano), Phenoxyethanol. Fuente.

¿Qué pasa con el Sol?

Un estudio realizado en Punta Arenas, la mayor ciudad sudamericana que se encuentra próxima al presunto agujero de la capa de ozono del Antártico nos dice que: ‘No mostró ningún incremento de las afecciones relacionadas con el agotamiento del ozono. De hecho, las cantidades de rayos UV medidas eran demasiado pequeñas para tener un efecto palpable. Las mediciones llevadas a cabo en Estados Unidos desde 1974 señalan que las radiaciones de rayos UV que llegan a la superficie terrestre disminuyen ligeramente año tras año. Esta investigación se emprendió para detectar la frecuencia de la radiación UV que ocasiona quemaduras solares. De 1974 a 1985, la radiación UV ha disminuido un 0,7 % anual y ha seguido descendiendo. El hecho de que el número de casos de cáncer de piel en Estados Unidos se haya duplicado durante este período de 11 años se contradice con la teoría de que la luz UV es la causante de la epidemia del cáncer de piel. En 1980, en Estados Unidos se diagnosticaron 8.000 casos de cáncer de piel maligno (melanomas), que ocho años después habían aumentado un 350 %, sumando un total de 28.000 casos. La posibilidad de desarrollar un melanoma en 1930 era tan sólo de una por cada 1.300 personas. Desde 2003, cada año se diagnostican en Estados Unidos de 45.000 a 50.000 nuevos casos.’

Nota: Radiación UV: Es una forma de radiación no ionizante que es emitida por el sol y fuentes artificiales, como las camas bronceadoras. Aunque ofrece algunos beneficios a las personas, como la producción de vitamina D. 

  • Radicación UVA: Penetra en la piel a nivel más profundo. Responsables del envejecimiento prematuro y las arrugas. El 98% de sus rayos penetran en la piel.
  • Radiación UVB: Responsable del bronceado, las quemaduras, insolación. El 2% de sus rayos penetran en la piel.

Helioterapia y sus Beneficios

El médico A. Rolliere fue el ‘creador’ de la helioterapia, es decir, terapia solar. Este señor dirigía unas 36 clínicas en Suiza que estaban a más de 1500 metros sobre el nivel de mar para así recibir una buena cantidad de rayos UV. Su terapia consistía en baños solares a primera hora de la mañana con una alimentación nutritiva curando así problemas como gota, artritis reumatoide, colitis, arteriosclerosis, anemia, cistitis, eczemas, acné, psoriasis, herpes, lupus, ciática, problemas renales, asma e incluso quemaduras se veían beneficiados por el poder curativo de los rayos solares, tuberculosis, raquitismo, viruela, descenso presión arterial, aumento glóbulos blancos, disminución de glucosa en sangre en los diabéticos, bajada de colesterol… Así que no pienso creer que toda la culpa es del Sol. Yo creo que depende de cómo hacemos uso de él porque somos seres de extremos. O estamos encerrados sin que nos dé ni un rayo de sol y rodeados de radiación electromagnética nociva o estamos todo el día expuestos al sol. Ambos casos son perjudiciales para la salud.

Cremas solares, Vitamina D y Melanoma

Estudios recientes sobre los efectos dañinos de los protectores solares:
‘Según un artículo de junio 2014 aparecido en The Independent (Reino Unido), un importante estudio realizado por investigadores del Instituto Karolinska en Suecia encontró que las mujeres que evitan tomar el sol durante el verano tienen el doble de probabilidades de morir que las personas que toman el sol todos los días. El estudio epidemiológico siguió a 30.000 mujeres de más de 20 años y mostró que la mortalidad fue casi el doble en las mujeres que evitan la exposición al sol en comparación con el grupo de mayor exposición. La exposición al sol combinado con el uso de protector solar bloquea la capacidad del cuerpo para producir vitamina D3 de los rayos UVB del sol, que es la mejor forma de conseguir vitamina D. La deficiencia de vitamina D puede conducir a formas agresivas de cáncer de piel. Un 2011 estudio pionero publicado en Cancer Prevention Research sugiere que los niveles sanguíneos óptimos de vitamina D ofrece protección contra las quemaduras solares y cáncer de piel.
El Doctor Bernard Ackerman fue una de las primeras autoridades del mundo sobre el tema de cáncer de piel y el sol, protectores solares y los riesgos de cáncer de piel. La relación entre el melanoma y la exposición al sol (el dogma de la dermatología) no está probado. No hay pruebas concluyentes de que las quemaduras de sol lleven al cancer. No hay ninguna prueba real de que los filtros solares protegen contra el melanoma. No hay pruebas de que el aumento de la exposición al sol aumenta el riesgo de melanoma.
Un estudio realizado en Suecia 2000 llegó a la conclusión de que las tasas más altas de melanoma era en los que usaban protector solar frente a los que no lo hicieron.
Elizabeth Plourde científica con sede en California proporciona la prueba de que el melanoma maligno y el resto de los cánceres de piel se incrementaron significativamente con el uso de protectores solares en todas partes durante un período de 30 años. Ella enfatiza que muchos filtros solares contienen productos químicos que son carcinógenos conocidos y disruptores endocrinos (EDC). Además explica cómo los productos químicos de protección solar han contaminado las fuentes de agua, incluyendo los océanos, los ríos y el agua potable municipal.’
Fuente.

Mi Conclusión

isfruta del Sol con moderación, como todo en esta vida. Los extremos buenos o malos no son buenos compañeros. Disfrutemos de las buenas cosas que nos ofrece la Naturaleza en su justa medida, ni más ni menos. Y sinceramente prefiero invertir en otras cosas que en estas cremas por muy ecológicas que me digan que sean ya que siguen llevando igualmente química. Yo prefiero recargar vitamina D estando un pequeño rato a primera hora de la mañana o a última de la tarde. La manteca de karité que protege la piel contra las agresiones externas como el sol, el viento, además es un excelente regenerador cutáneo por eso lo han usado durante siglos en África. Otra opción es el aloe vera ya que estimula la producción de colágeno de la piel y la protege del sol actuando como protector solar.

Así que ya sabéis lo que yo decido pero si tú aún después de leer todo este reportaje decides comprar crema solar de farmacia, supermercado o herbolario por lo menos descarta las marcas antes mencionadas y estas que te expongo a continuación.

La OCU ha analizado 29 protectores solares tanto en loción como en spray: 14 solares con SPF30, y 15 protectores solares con SPF 50/50+, entre ellos algunos específicamente pensados para cuidar la delicada piel de los niños. ¿El resultado? todos cumplen con el factor de protección solar anunciado, pero ocho de ellos contienen filtros químicos sospechosos de interferir en el sistema endocrino: octocrylene y homosalate.

«En estos casos aplicamos el principio de precaución: los protectores solares que incluyan estas sustancias dudosas en su composición, aunque estén dentro de la legalidad, aunque no superen los límites máximos permitidos legalmente, no pueden ser considerados de buena calidad», explican. Fuente

La OCU alerta sobre las cuatro cremas y spray solares para niños que contienen uno de esos disruptores endocrinos, el octocrylene:

  • Babaria Protector Solar para niños SPF50+.
  • Cien Infantil Spray Solar 50+ (Lidl).
  • Cien Sun Cream Kids SPF 50+ (Lidl).
  • Ecran Denenes Leche protectora pieles sensibles atópicas 50+ Spray.

Además, desde la asociación de consumidores señalan que estos cuatro señalados no son los únicos protectores solares con potenciales disruptores endocrinos: hay otros productos para adultos que también lo contienen y uno de ellos, además de octocrylene incluye homosalate.

  • Deliplus spray solar transparente SPF30.
  • Garnier delial hydra 24 protect spray (este producto también contiene homosalate). 
  • Rituals sun protection milky spray SPF 30. 
  • Yves Rocher solaire peau parfaite lait confort SPF 30.

Yo Isasi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *