Clasificación Alimentos: Contractivos y Expansivos

Vamos a hacer una clasificación fácil y sencilla de los alimentos porque a veces comento términos sin darme cuenta creo que son conocidos por todos. Tenemos: 

  • Alimentos Yang, contractivos y caloríficos: Carnes rojas, huevos, sal, quesos curados, pasta de soja fermentada (miso), embutidos… Son alimentos extremos que si nos excedemos pasarán factura y nos sentiremos de mal humor, rígidos, agresivos… Estos alimentos mantienen el calor interno.
  • Alimentos Yin, expansivos y fríos: Alcohol, aditivos, drogas y medicamentos, suplementos, azúcares (incluidos miel, melazas), té e infusiones, frutas y sus zumos, aceites, espárragos, champiñones, leche, bebidas frías, helados, fructosa. Son alimentos que dispersan el calor, son refrescantes y si se toman en el verano nos pueden ir bien pero si nos excedemos o somos personas frioleras conseguirán que en invierno aumenten los problemas físicos. Son alimentos extremos que si nos excedemos tendremos frío interior, estaremos sin energía, deprimidos, dispersos… 
  • Y luego unos alimentos que podríamos llamar neutros: Algas, pescados, aves, verduras… Que podríamos decir que nos equilibran y sin ser tan extremistas.

Nuestra Constitución Yin o Yang

También podríamos decir, de manera generalizada, que hay gente que es más yin (delgados, frioleros, débiles) que si toman mucho alimento yin agravarán sus síntomas haciendo que no resistan el frío, suelan tener dolores de huesos, tengan facilidad de resfriarse al tener un sistema inmunitario más débil…

Y luego hay gente que es más Yang (con más peso, cara colorada, que a la primera de cambio se enfada) que si toman más alimentos Yang pues lo mismo que los anteriores pero serán gente con problemas vasculares, muy rígidos, tensos…

Compensando la balanza

Veamos con ejemplos cómo vamos compensando. Por ejemplo, estamos en una barbacoa donde tomamos diferentes variedades de carnes (sin nada de verduras que ahí podríamos compensar con alguna ensalada) y luego de postre buscamos desesperadamente el postre dulce o fresco como un helado. Otro ejemplo, cuando tomamos una copa de vino y lo acompañamos con queso curado. O cuando nos bebemos una cerveza acompañada de frutos secos salados o unas patatas fritas.

A primera vista puede estar bien porque compensamos pero a la larga se producirán alteraciones muy grandes en nuestro organismo ynnos pasará factura más tarde o más temprano.

Crudos Yin – Horneados Yang

Todo esto también podríamos aplicarlo a si los alimentos están crudos o cocinados ya que no es lo mismo una fruta o verdura crudas que tomar una compota o verdura al vapor. Así que de expansivo a contractivo sería:

Crudo-Vapor-Escaldado-Hervido-Salteado-Estofado-Frito-Horno-Barbacoa

Y además es curioso aunque para los chinos es super lógico, ya que saben que lo que es de un extremo se convierte en el otro. Es decir, cuando tomamos alimentos muy extremos expansivos-fríos, con el tiempo el organismo se vuelve contractivo-calorífico (duro como una piedra), esto lo he observado en gente que es vegana y adelgaza mucho y luego tiene muchísima rigidez corporal y mental. Y ocurre lo mismo cuando tomamos muchos alimentos contractivos-calientes y con el tiempo el cuerpo se vuelve expansivo, es decir, gente que come mucha carne roja por ejemplo y luego con el tiempo se vuelven obesos y flácidos.

Los excesos de alimentos expansivos dañará a las vísceras, es decir, a vejiga, vesícula biliar, intestino delgado, estómago, intestino grueso y los alimentos contractivos dañarán a los órganos, es decir, a riñones, corazón, bazo, hígado y pulmones.

Bueno, espero que esta clasificación sirva para entenderme un poco más cuando hablo sobre los alimentos.

Yo Isasi

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Contenido Protegido!!
× Mándame un WhatsApp!