Vinagre de Manzana No ayuda en Nada

Tabla de contenidos

El vinagre de manzana ha conseguido mantenerse durante décadas como alimento medicinal de culto convirtiéndose en un clásico e imprescindible en las herboristerías. 

Son muchas las afirmaciones hechas alegando que el vinagre de manzana es bueno para la piel (desde el acné hasta las verrugas), para la pérdida de peso, para la diabetes, para la presión arterial, para reducir el colesterol, para el ardor de estómago y reflujo ácido, para el crecimiento del cabello, para la candidiasis, para curas de desintoxicación, para resfriados, tos y gripe, para la artritis, para blanquear los dientes, e incluso para prevenir el cáncer. Pero, ¿qué hay de cierto en estos supuestos beneficios? ¿Se merece el vinagre de manzana el título de ‘cúralo todo’?

A continuación toda la información conseguida al respecto para que cada cual tome la conclusión, y la decisión, que crea conveniente. 

¿Qué es el Vinagre?

El vinagre (del latín ‘vinum acre’, ‘vino agrio’) es un líquido miscible en agua, con sabor agrio, que proviene de la fermentación acética del alcohol, como la de vino y manzana (mediante las bacterias Mycoderma aceti). El vinagre contiene una concentración que va del 3% al 5% de ácido acético en agua. Los vinagres naturales también contienen pequeñas cantidades de ácido tartárico y ácido cítrico.

Una vez expuesto al aire, cualquier alcohol (ya sea hecho de arroz o de frutas) se convierte naturalmente en vinagre. 

Harold McGee lo llama ‘el destino del alcohol, la secuela natural de una fermentación alcohólica’. Es decir, se oxida un material original que contiene azúcar, por ejemplo uvas, manzanas, malta o arroz, de manera que se forma el primer alcohol. A continuación, el líquido se fermenta con bacterias inofensivas que utilizan oxígeno para extraer energía del alcohol, convirtiéndolo en ácido acético, el ingrediente clave en el vinagre. El producto que conocemos como vinagre suele contener de 4 a 7% de ácido acético. El resto del vinagre es principalmente agua.

Nota ácido acético como conservante y acidulante: El ácido acético no debe considerarse sinónimo de vinagre. El ácido acético tiene su versión sintética y en realidad es el E-260, conservante y acidulante sintético obtenido por reacción de Metanol y Monóxido de Carbono, y también se califica como Ácido Etanoico. En dosis concentradas puede resultar corrosivo para el sistema digestivo y los bronquios.

Ojo con esta puntualización porque la mayoría de las veces que encontramos ‘ácido acético’ en los ingredientes de nuestros productos (ecológicos o no) suele ser la versión sintética. 

Nota Acetobacter: Es un género de bacterias del ácido acético caracterizado por su habilidad de convertir el alcohol (etanol) en ácido acético en presencia de aire. Hay muchas especies en este género y también otras bacterias son capaces de formar ácido acético bajo varias condiciones pero todas son reconocidas por esta habilidad característica.

El vinagre de sidra de manzana, también conocido como vinagre de sidra o vinagre de manzana, es un tipo de vinagre elaborado de la fermentación de los azúcares, bien sea del zumo de manzana, bien de sidra. La fermentación aeróbica, suele convertirse bien en ácido málico o ácido acético (presente en el vinagre vínico). El ácido málico es el que le proporciona el valor y aroma característico de este vinagre. El vinagre de sidra de manzana es menos ácido, es decir, posee un pH mayor.

Es necesario tener en cuenta que todo el material en contacto con la fruta desde el comienzo debe estar libre de Fe, Cu u otro metal fácil de ser atacado por el ácido málico de la manzana, ya que el exceso de ellos puede traer serios trastornos posteriores.’

La ‘Madre’ del Vinagre de Manzana

La madre de vinagre, como se le llama, se forma de manera natural durante el proceso de fermentación. Son filamentos similares a una telaraña de enzimas y bacterias buenas. 

La madre del vinagre, también llamada mycoderma aceti (expresión neolatina, de la expresión griega my`khs (hongos), de`rma (piel) y del latín aceti (del ácido)) es una sustancia compuesta por un forma de celulosa y las bacterias del ácido acético que se desarrollan en la fermentación de líquidos alcohólicos, lo que convierte el alcohol en ácido acético con la ayuda del oxígeno del aire. Se añade al vino, sidra u otros líquidos alcohólicos para producir vinagre.

La madre del vinagre también puede encontrarse a veces en vinagre comercial, si éste contiene un poco de azúcar sin fermentar y/o alcohol. Aunque no es apetecible en apariencia, la madre del vinagre es completamente inofensiva y no es necesario descartar el vinagre circundante debido a ella. Puede ser filtrada mediante un filtro de café o simplemente dejarla.

Efectos Secundarios del Vinagre de Manzana

La Dra. Dorrine Khakpour ha trabajado en el Centro de Diabetes de la Universidad de Washington desde 1991: ‘Desafortunadamente, no todos resultados de los estudios son positivos. Un estudio mostró problemas de estómago adicionales para pacientes con diabetes tipo I. Otro también encontró una erosión significativa del diente relacionada con el consumo de vinagre de sidra de manzana.Los efectos secundarios de grandes cantidades incluyen disminución de los niveles de potasio, que podría ser mortal. El vinagre también puede interactuar con diuréticos, laxantes y medicamentos para la diabetes y las enfermedades del corazón’. 

1. Daño a los tejidos.

Su uso excesivo puede dañar o corroer el esófago, el esmalte de los dientes y el revestimiento del estómago debido al alto nivel de contenido de ácido cítrico en él. Por otra parte, la aplicación directa de vinagre de sidra de manzana en la piel puede causar irritación, erupciones cutáneas y una sensación de ardor.

Para evitar los efectos secundarios del vinagre de sidra de manzana en la piel, mezclar con agua especialmente en las pieles sensibles.

2. Baja los niveles de potasio.

Según una revisión de Natural Standard, el alto contenido de ácido acético de vinagre de manzana causa bajos niveles de potasio en la sangre. Esta condición se llama hipopotasemia. Esta situación puede causar muchos síntomas asociados y dolencias como debilidad, náuseas, calambres, micción frecuente, presión arterial baja, cambios en el ritmo cardíaco y parálisis.

3. Reacciones con medicamentos.

Dado que es de naturaleza ácida, el vinagre de manzana puede reaccionar fácilmente con algunos fármacos como laxantes, diuréticos e insulina. Dado que tiene un efecto directo sobre los niveles de insulina y el azúcar en la sangre, puede resultar altamente peligroso cuando se toma con medicamentos para la diabetes y la presión arterial.

4. Problemas gastrointestinales.

Otros efectos secundarios que se causan debido a la naturaleza ácida del vinagre de sidra de manzana incluyen diarrea grave, indigestión y ardor de estómago. 

5. Daño del esmalte dental.

El alto nivel acídico del vinagre de manzana sin diluir puede destruir el esmalte dental si se consume por vía oral. Además de dar un tinte amarillento a los dientes, aumenta la sensibilidad dental.

Este estudio del 2012 revisó la historia clínica de una niña marroquí de 15 años que experimentó la pérdida del esmalte y la erosión de los dientes. Se concluyó que la causa era beber vinagre de manzana a diario.

6. Pérdida de peso no saludable.

Ese mismo estudio aclara que todo comienza porque la niña esta bebiéndolo para perder peso.

Durante generaciones en Marruecos y otras culturas del norte de África, las mujeres han estado usando vinagre de manzana para bajar de peso. También habla de que los culturistas lo usan para el mismo propósito.

Su uso en altas dosificaciones concentradas y siguiendo un tipo de dieta no es muy saludable o seguro.

7. Disminución de la densidad ósea.

El uso excesivo de vinagre de sidra de manzana también reduce la densidad mineral ósea haciendo que nuestros huesos sean débiles y quebradizos. Por lo tanto, las personas que sufren de osteoporosis no deberían tomar este alimento.

8. Dolor de garganta.

Muchos estudios han concluido que el uso excesivo oral del vinagre de sidra de manzana puede conducir eventualmente a irritación de la garganta. Esto se debe principalmente a la presencia de ácido acético en el vinagre de manzana que puede dañar la pared esofágica.

9. Bajos niveles de azúcar en la sangre.

El uso excesivo de vinagre de sidra de manzana puede reducir los niveles de azúcar en la sangre en el cuerpo debido a su efecto antiglicémico sobre la sangre. En algunos casos, puede causar hipoglucemia diabética cortando el suministro de glucosa al cerebro. 

10. Disminución de los niveles de minerales.

Expele algunos nutrientes esenciales como los minerales que son muy importantes para nuestra salud.

La investigación no garantiza las afirmaciones infundadas de algunos de que el vinagre de sidra de manzana es un método de tratamiento o prevención del cáncer. No hay estudios médicos que confirmen que el vinagre de manzana (añadido a la dieta o como suplemento) ayuda en el tratamiento del cáncer o la prevención del mismo.

Tratamientos para la piel y el cabello.

Porque contiene ácidos alfa-hidróxidos (AHA, las siglas en inglés) naturales, que según las redes sociales son excelentes para exfoliar el cuero cabelludo, ayudar con la caspa y el picor, para tratar las espinillas e incluso afirman que es un tratamiento eficaz para la pérdida de cabello y con capacidad para regenerarlo. Pero lamentablemente no hay ninguna evidencia que respalde estos beneficios.

En resumen, la eficacia de cualquier tratamiento para el cabello o el cuidado de la piel no está comprobada. 

Vinagre según Herbert Shelton (defensor del Higienismo) en ‘La Combinación de los Alimentos’:

Los experimentos han demostrado que una porción pequeña de vinagre disminuye la digestión del almidón por su efecto inhibidor o destructivo sobre la amilasa salival. Se hace evidente que el vinagre, las salmueras (saturadas con vinagre), ensaladas en las que el vinagre ha sido rociado y los aderezos de ensalada que contienen vinagre, son sustancias nocivas para tomar por el tracto digestivo humano, especialmente cuando se toma con alimentos con almidón como los cereales, el pan, las legumbres, las patatas y similares.

El vinagre no es un mal simplemente porque su contenido de ácido acético altamente tóxico destruye la amilasa salival, sino porque además contiene alcohol que precipita la pepsina del jugo gástrico y retrasa la digestión gástrica de las proteínas.

Y claro, justo el vinagre se encuentra como ‘suplemento’ para la reducción de peso ya que paraliza las dos primeras etapas de la digestión:

El vinagre de sidra de manzana, tan elogiado hoy en día como un ‘alimento medicinal maravilloso’ en la medicina popular, contiene ácido acético y alcohol y no es apto para su uso oral, no solo porque afecta la digestión, sino porque contiene estos dos venenos virulentos.’ 

Según mi experiencia, lo único que tal vez he visto algo de cierto es en las verrugas de reciente aparición y en la limpieza doméstica. No lo recomiendo como aliño habitual ni tampoco para desintoxicación ya que prefiero otras alternativas.

Yo Isasi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *