Grasas Insaturadas bien Alejadas

Tabla de contenidos

Aquí un extracto de mi capítulo ‘Grasas Insaturadas y el Daño Oxidativo’ de mi libro ‘El Código de la Nutrición. Por una Nutrición Divergente’. Actualmente también está el AudioLibro en Spotify.

El Dr. Peat ha investigado durante décadas sobre las grasas poliinsaturadas y cómo están relacionadas con muchos problemas de salud. Veamos qué nos cuenta sobre ellas.

¿Qué son los PUFA?

Los PUFA están relacionados con el envejecimiento prematuro y una variedad de problemas de salud comunes; son los que se usan en numerosos restaurantes pero lo que más me preocupa es que es un ingrediente habitual en muchos alimentos ‘saludables’ y ecológicos.

Los PUFA o grasas poliinsaturadas son un tipo de ácido graso. El tipo de grasa disponible para nosotros a través de los alimentos que comemos generalmente se divide en dos categorías: Grasa insaturada y grasa saturada. Durante muchos años se nos ha recomendado evitar las grasas saturadas y enfatizar las grasas no saturadas o insaturadas (o evitar las grasas por completo). Muchos aceites refinados, como el de girasol, sustituyeron a la mantequilla y otras grasas saturadas haciéndonos creer que era ‘sano para nuestro corazón’.

La investigación del Dr. Peat es abrumadora y muy clara en cuanto a que las grasas saturadas no sólo son saludables, sino que son extremadamente beneficiosas para la salud en general. Lo que no se habla a menudo es el impacto francamente dañino de la clase de grasas altamente insaturadas conocidas como PUFA

Fuentes de PUFA

Los PUFA más dañinos son los aceites de cocina procesados: Aceite de colza, aceite de semilla de uva, aceite de maíz, aceite de soja, aceite vegetal genérico, aceites de frutos secos, aceite de semilla de algodón, aceite de sésamo, aceite de maní, margarina, aceite de linaza o lino.

Fuentes Ocultas de PUFA

  • La mayoría de las barritas energéticas, granola, patatas fritas, salsas, semillas de lino, semillas de chía y productos dietéticos (galletas, chocolates, etc.) y ecológicos.
  • Carnes, aves, huevos criados comercialmente. Los animales alimentados con una dieta rica en PUFA (es decir, maíz y soja) tendrán altos niveles de PUFA en sus tejidos.
  • La mayoría de los restaurantes y establecimientos de comida para llevar usan aceites de cocina PUFA.
  • Aceite de pescado: El aceite de pescado es rico en PUFA. Si bien el uso terapéutico a corto plazo (es decir, unos pocos meses) puede ser eficaz para reducir la inflamación, el uso diario a largo plazo tiene una serie de implicaciones negativas.

Problemas de Salud si tomas PUFA

  • Los PUFA pueden dañar las células del páncreas que producen insulina. Para aquellos con problemas de azúcar en sangre, lo principal sería reducir la ingesta de azúcar, sin embargo, creo que tiene también sentido reducir los PUFA de la alimentación.
  • Un alto nivel de PUFA en tu cuerpo significa que cuando se expone al sol, es más probable que se produzcan daños por radicales libres, es decir, envejecimiento prematuro.
  • Los PUFA pueden estresar la velocidad a la que las células producen energía (es decir, nuestro metabolismo). Esto tiene numerosas implicaciones para la salud de la tiroides y el equilibrio hormonal general.
  • Los PUFA pueden afectar la digestión de proteínas. Los problemas de digestión son, en la actualidad, el ‘pan nuestro de cada día’, por lo que eliminar los PUFA sería muy eficaz para una buena digestión pero pocos nutricionistas lo tienen en cuenta. 
  • El hígado desempeña un papel importante en la desintoxicación y los PUFA pueden sobrecargar el hígado. Esa sensación de pesadez que se siente después de comer fuera… Es posible que acabes de consumir PUFA.

Recomendaciones ‘ANTIPUFA’

  • Siempre usar grasas termoestables para cocinar, es decir, aceite de coco, aceite de oliva (ambos virgen extra primera presión en frío y ecológicos), ghee, mantequilla (ambos ecológicos). 
  • Limitar la cantidad de veces por semana que comemos fuera.
  • Si consumimos productos de origen animal, asegurarse de que los animales no hayan recibido ningún PUFA. Esto significa consumir carne ecológica alimentada con pasto y lo mismo para huevos y aves de corral.
  • Si eres vegano o vegetariano y los frutos secos y las semillas forman parte de tu vida diaria, puede ser beneficioso consumir aceite de coco y posiblemente complementar con vitamina E y elegir las nueces de macadamia como fruto seco. La vitamina E es un antioxidante muy poderoso y puede ayudar a compensar el daño causado por los PUFA.
  • Si has estado consumiendo una alimentación alta en PUFA durante muchos años y tiene altos niveles de grasa corporal, es probable que estés almacenando gran cantidad de PUFA en tus tejidos. Si bien la reducción de grasa corporal debería ser el objetivo, hay que asegurarse de no acelerar la pérdida de peso. Cuando comienzas a deshacerte de esos kilos de más, puedes estar liberando PUFA demasiado rápido y esto puede ser dañiño y estresante para el cuerpo.

‘Los aceites insaturados, especialmente los poliinsaturados, debilitan la función del sistema inmunológico de manera similar al daño causado por la radiación, el desequilibrio hormonal, el cáncer, el envejecimiento o las infecciones virales.’ Dr. Ray Peat.

  • Estos aceites tóxicos a veces se denominan ‘ácidos grasos esenciales’ o ‘vitamina F’, pero este concepto de los aceites como nutrientes esenciales fue claramente refutado hace más de 50 años.’ Dr. Ray Peat.

El Dr. Ray Peat nos comenta:

  • La rancidez de los aceites ocurre cuando se exponen al oxígeno, en el cuerpo como en la botella. Se forman radicales libres dañinos y el oxígeno se agota.
  • Los ácidos grasos esenciales (AGE) son, según los libros de texto, ácido linoleico y ácido linolénico y se supone que deben tomarse en la dieta para hacer posible la vida. Sin embargo, podemos sintetizar nuestras propias grasas insaturadas cuando no comemos ácidos grasos esenciales, por lo que no son ‘esenciales’. El término, por lo tanto, parece ser un nombre inapropiado. 

Resumen de Entrevista al Dr. Peat

¿Qué aceites vegetales son peligrosos para la salud?

  • Aceite de soja, el aceite de maíz, el aceite de cártamo, la canola, el aceite de sésamo, el aceite de semilla de girasol, el aceite de palma y cualquier otro que esté etiquetado como ‘insaturado’ o ‘poliinsaturado’. El aceite de almendra, que se usa en muchos cosméticos, es muy insaturado.
  • Estos aceites se vuelven rancios fácilmente (se oxidan espontáneamente) cuando están calientes y expuestos al oxígeno. Las semillas contienen una pequeña cantidad de vitamina E para retrasar la rancidez. Cuando los aceites se almacenan en nuestros tejidos, son mucho más cálidos y están más directamente expuestos al oxígeno de lo que estarían en las semillas, por lo que su tendencia a oxidarse es muy grande. Estos procesos oxidativos pueden dañar las enzimas y otras partes de las células, y especialmente su capacidad para producir energía.
  • Las enzimas que descomponen las proteínas son inhibidas por las grasas insaturadas, y la tiroides y la progesterona están disminuidas. ‘Dado que los aceites insaturados bloquean la digestión de proteínas en el estómago, podemos estar desnutridos incluso mientras comemos bien’.
  • Hay interacciones interesantes entre estos aceites y el estrógeno. 
  • Todos los sistemas del cuerpo son dañados por un exceso de estos aceites. Hay tres tipos principales de daño: uno, desequilibrios hormonales; dos, daño al sistema inmunológico; y tres, daño oxidativo.

¿Cómo causan desequilibrios hormonales?

  • Hay muchos cambios en las hormonas causadas por las grasas insaturadas. Su mejor efecto entendido es su interferencia con la función de la glándula tiroides. Los aceites insaturados bloquean la secreción de hormona tiroidea, su movimiento en el sistema circulatorio y la respuesta de los tejidos a la hormona. 

¿Qué pasa si sólo comemos aceites vegetales cultivados orgánicamente?

  • Incluso sin la adición de productos químicos agrícolas, un exceso de aceites vegetales insaturados daña el cuerpo humano. El cáncer no puede ocurrir, a menos que haya aceites insaturados en la dieta (estudio aquí). La cirrosis alcohólica del hígado no puede ocurrir a menos que haya aceites insaturados en la dieta (estudio aquí). La enfermedad cardíaca puede ser producida por aceites insaturados y prevenirse agregando aceites saturados a la dieta (estudio aquí).

¿Qué aceites son seguros?

  • El aceite de coco y el aceite de oliva son los únicos aceites vegetales que son realmente seguros, pero la mantequilla y la grasa de cordero, que están altamente saturadas, son generalmente muy seguras (excepto cuando los animales han sido alimentados con PUFA). El aceite de coco es único en su capacidad para prevenir el aumento de peso o curar la obesidad, al estimular el metabolismo. Se metaboliza rápidamente y funciona de alguna manera como antioxidante. El aceite de oliva, aunque engorda un poco, engorda menos que el maíz o el aceite de soja, y contiene un antioxidante que lo hace protector contra enfermedades del corazón y cáncer.
  • En los Estados Unidos, la manteca de cerdo es tóxica porque los cerdos son alimentados con grandes cantidades de maíz y soja. Además de la toxicidad intrínseca de los aceites de semillas, están contaminados con productos químicos agrícolas.

¿Pero no son malos para nosotros los ‘aceites tropicales’?

  • En general, los aceites tropicales son mucho más saludables que los aceites producidos en un clima frío. Esto se debe a que las plantas tropicales viven a una temperatura cercana a la temperatura natural de nuestro cuerpo. Los aceites tropicales son estables a altas temperaturas. Cuando comemos aceites tropicales no se ponen rancios en nuestros tejidos como lo hacen los aceites de semillas de clima frío, como el aceite de maíz, el aceite de cártamo y el aceite de soja. 
  • Cuando se agrega a una dieta equilibrada, el aceite de coco disminuye ligeramente el nivel de colesterol, que es exactamente lo que se espera cuando un cambio en la dieta aumenta la función tiroidea. Este mismo aumento en la función tiroidea y la tasa metabólica explica por qué las personas y los animales que comen regularmente aceite de coco son magros y están notablemente libres de enfermedades cardíacas y cáncer.

¿Qué pasa con la mantequilla?

  • La mantequilla contiene vitaminas naturales A y D y algunas hormonas naturales beneficiosas. Engorda menos que los aceites insaturados. De acuerdo con R. Reiser de Texas A & M Univ., 1979, hay mucho menos colesterol en una onza de mantequilla que en una pechuga de pollo magra (alrededor de 1/5 de la cantidad de colesterol en grasa que en carne magra).

¿Los aceites de pescado son buenos?

  • Algunas de las grasas insaturadas en el pescado son definitivamente menos tóxicas que las del aceite de maíz o de soja, pero eso no significa que sean seguras. Hace cincuenta años, se encontró que una gran cantidad de aceite de hígado de bacalao en la dieta de los perros que aumentó su tasa de mortalidad por cáncer en 20 veces. Una dieta rica en aceite de pescado produce una producción intensa de peróxidos lipídicos tóxicos, y se ha observado que reduce el conteo de espermatozoides de un hombre a cero (estudio aquí).

¿Por qué los aceites insaturados son tan populares si son peligrosos?

  • Es todo un sistema de promoción, publicidad y rentabilidad.
  • Hace 50 años, las pinturas y los barnices estaban hechos de aceite de soja, aceite de cártamo y aceite de linaza (semilla de lino). Luego los químicos aprendieron a hacer pintura a partir del petróleo que era mucho más barato. Los cultivos que se habían cultivado para la industria de la pintura se utilizaron para la alimentación animal. Luego, estos alimentos que hacían que los animales engordaran a bajo precio se promovieron como alimentos para humanos pero tuvieron que desviar la atención del hecho de que engordan mucho. El enfoque del ‘colesterol’ fue sólo una de las herramientas de marketing utilizadas por la industria petrolera. Desafortunadamente, es la que ha durado más tiempo, incluso después de que se demostró que los aceites insaturados causan enfermedades cardíacas y cáncer (estudio aquí). 

Ácidos Grasos Esenciales (AGE)

Estos ácidos grasos, como el ácido linoleico y el ácido linolénico, que se encuentran en el aceite de lino, aceite de soja, aceite de nuez, aceite de almendra, aceite de maíz, etc., son esenciales para el desarrollo espontáneo del cáncer y también parecen ser decisivos factores en el desarrollo del pigmento de la edad, la cirrosis alcohólica del hígado, la diabetes, la obesidad, la inmunodeficiencia inducida por el estrés, algunos aspectos de la reacción de choque, la epilepsia, la inflamación del cerebro, el retraso congénito, el endurecimiento de las arterias, las cataratas y otras afecciones degenerativas. Son posiblemente las toxinas más importantes para los animales.

La supresión de un sistema enzimático es característica de las toxinas. Los AGE inhiben poderosamente, casi absolutamente, los sistemas enzimáticos (desaturasas y elongasas) que producen nuestros ácidos grasos insaturados nativos. Dr. Ray Peat.

‘Los vínculos entre el consumo de PUFA y el cáncer están bien establecidos en la comunidad científica. Sin embargo, los principales medios de comunicación, los médicos y el marketing continúan predicando los beneficios de los aceites vegetales. En Nueva Zelanda, tenemos la Heart Foundation que está destinada a ayudar a los consumidores a elegir alimentos más saludables para mejorar la salud del corazón. Sin embargo, recomiendan productos de aceite de semilla industrial.’ Alex Fergus.

Si quieres profundizar más te recomiendo que leas mi libro ‘El Código de la Nutrición. Por una Nutrición Divergente’ escrito por alguien que al final de libro consiguió ser más flexible con sus pensamientos arraigados y pude tirar muchos de ellos a la basura porque comprendí que estaban obsoletos.

Yo Isasi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *