Piel y Nutrición: Dime lo que comes y te diré qué piel tienes

Ninguna crema, por muy milagrosa que nos digan que sea, va a curar nuestros problemas de piel ya que la raíz está en el interior de nuestro cuerpo y la piel es la zona que nos avisa de que hay algo que va mal en nuestro organismo.

La piel para los chinos es como un órgano de eliminación, como un tercer pulmón o un tercer riñón. Cuando la materia tóxica que no puede ser eliminada a través de los conductos normales busca la salida a través de la piel. Por tanto, todas las pócimas químicas que nos venden muy rara vez dan resultados.

En cambio, si aligeramos la carga de nuestros órganos internos mediante una buena Nutrición seguro que podremos obtener buenos resultados en muy poco tiempo.

No sería muy aventurado el afirmar que la piel por si misma no enferma, sino que se trata del retomar en donde se manifiestan las alteraciones de los demás órganos y entrañas. Así ocurre en la mayoría de los casos, y en la menor proporción, únicamente en la piel. Por tanto, ante cualquier alteración dérmica, debemos de pensar en alteraciones a distancia producidas por situaciones más profundas’. José Luís Padilla, Acupuntor de la Escuela Tian.

Las 4 Causas Principales de los Trastornos de la Piel

  • Exceso de grasas, proteínas animales y azúcar.
  • Exceso de agua mineral.
  • Disfunción orgánica de nuestros riñones o pulmones.
  • Problemas emocionales.

Y me dejaría una quinta, que es ducharse con el agua que actualmente sale de nuestros desagües que está creando una ‘especie de alergia’ al agua llamada potable. Ahora ya existen filtros de ducha para mejorar el agua de nuestras cañerías.

Así que, la abstención o eliminación de ciertos alimentos se convierte en medicinal sin tener que recurrir a fármacos o potingues.

Diferentes Problemas de Piel relacionados con lo que comes

 

  • Las espinillas, acné y furúnculos grasos es la combinación de grasas y proteínas. Si nuestro cuerpo está lleno de mucosidades y depósitos de grasa nuestros órganos de eliminación (riñones, hígado, órganos digestivos) no dan abasto para hacer su trabajo de eliminación y, entonces, el cuerpo expulsa estos excesos a través de la piel. Los alimentos responsables son: Leche, queso, helado, carnes, frutos secos, crema de cacahuete, comida basura (fast-food)… He conocido a muchos vegetarianos que se alimentaban a base de queso y frutos secos para obtener las proteínas necesarias con más problemas de piel que antes de ser vegetarianos. También estos vegetarianos descompensados toman más cantidad de azúcares y frutas deprimiendo su sistema inmunitario y creando una energía expansiva que hace salir el exceso a través de la piel. 
  • Las verrugas, lunares, callos y tumores también suelen aparecer por un exceso de proteínas animales y grasas y por un mal funcionamiento del metabolismo de las proteínas.
  • Las pecas y lunares son consecuencia de un exceso de azúcar atraído a la superficie de la piel por el calor de sol, por eso, muchas personas en verano se vuelven más pecosas. Cuando hablo de azúcar ya no sólo me refiero al azúcar blanco y a los productos que lo contienen sino también el azúcar de la fruta natural y sus zumos que endulzan la piel haciéndola más atractiva para insectos, hongos y piojos, estos últimos viven a sus anchas en las cabezas de los más pequeños y, por eso, es imposible eliminarlos por completo de los colegios y guarderías. Más info en ‘¿Qué te dice tu Cabello? Ni un Pelo de Tonto’.
  • Piel seca/Piel grasa: El exceso de grasas animales y vegetales (aceites insaturados más info aquí) puede hacer nuestra piel más grasa pero también más seca. La grasa se acumula bajo la piel e impide que la humedad natural del cuerpo llegue a la superficie y, por eso, la piel se reseca. Si reducimos nuestra ingesta de grasas se puede mejorar tanto la piel grasa como la piel seca y agrietada. Aunque, a veces, una cantidad insuficiente de grasas puede ser la causante de nuestra piel seca.
  • Acné: El exceso de materia mineral (aguas minerales, enlatados, congelados, concentrados, comprimidos y sal yodada) hace que nuestro cuerpo no pueda asimilar de forma natural todas estas sustancias y las expulsa a través de la piel. La moda que hubo de tomar comprimidos de algas kelp (y la actual, con los de espirulina) creó muchos casos de acné al ser expulsado el excedente de yodo de estas algas a través de la piel irritando los poros. Los complejos vitamínicos y minerales sintéticos, la sal yodada y los enlatados, son los principales culpables de nuestro acné. También los esteroides y otros medicamentos convencionales están relacionados con el acné.
  • El acné grave, el de color púrpura, el que aparece en mejillas o barbilla, se le ha relacionado con el consumo de edulcorantes artificiales que se encuentran en nuestras gaseosas, colas, refrescos y zumos industriales, así como los helados y productos dietéticos o light cargados de edulcorantes y vitaminas sintéticas.
  • Para saber si nuestras espinillas o sarpullidos son causa de un exceso de minerales, hay que presionar con el dedo y nos tiene que doler (los minerales duros y cristalinos irritan la piel) y tienen que ser rojos y abiertos supurando líquido pero sin pus ni materia grasa. La solución para que desaparezcan es eliminar estos alimentos arriba mencionados. Los minerales que provienen de medicamentos y productos artificiales también son más propensos a aparecer en la época de calor, ya que el calor abre los poros dilatando la sangre y los líquidos subiendo los minerales a la superficie en un intento de expulsarlos del cuerpo. El sol sólo causa enfermedad si el cuerpo le da algo con qué trabajar.
  • El mal funcionamiento de nuestros órganos también se manifiestan en forma de psoriasis, eczemas, descamación, picores, supuración o reacciones alérgicas. Un cambio de nutrición sencillo evitando carnes rojas, lácteos, azúcares, cereales refinados, exceso de frutas, mantequillas de frutos secos y alcohol. Es más efectivo que gastarse miles de euros en potingues, diferentes cremas con petróleo, jabones sintéticos, maquillajes… permitiendo así que el cuerpo vuelva a equilibrarse él solo. 

Quiero hacer una puntualización hablando de la administración de la cortisona y sus derivados que, aunque sus efectos son rápidos y espectaculares, nos hacen creer erróneamente en la curación cuando en realidad actúa en los síntomas pero no sobre la causa de la enfermedad ya que entorpece la función de las glándulas suprarrenales, es decir, la función del riñón y de la vejiga; favorece la retención de sodio a lo que le siguen alteraciones cardíacas y renales; se observan inflamaciones de la mucosa estomacal; y predispone a las infecciones.

Piel y Emoción

No puedo olvidarme de la parte emocional, muy importante, ya que muchas de las emociones que nos guardamos o que no expresamos salen por nuestra piel:

  • El acné, es una no aceptación a uno mismo.
  • La psoriasis, es miedo a ser herido.
  • Las espinillas, es deseo de ocultar la fealdad.
  • Los eczemas, es un antagonismo intenso, erupciones mentales.
  • Las arrugas, son pensamientos depresivos, resentimiento con la vida (nos van saliendo con la edad siendo más cascarrabias con los años).
  • La urticaria, sería pequeños temores ocultos.
  • Las verrugas, es como una pequeña manifestación de odio, creencia en la fealdad.
  • El vitíligo, es sensación de estar fuera de ambiente, de no pertenecer al grupo.
  • Las quemaduras, son rabias, furias que arden.
  • El pie de atleta, sería incapacidad de avanzar.
  • Las infecciones por hongos serían creencias estancadas, aferramiento al pasado, falta de apoyo a uno mismo.
  • El herpes labial, sería enfado que carcome y temor de expresarlo; el herpes simple, sería deseo ardiente y reprimido de maldecir…

Estos son simples ejemplos, no hay que tomarlos al pie de la letra ya que cada uno es un mundo y nunca hay que generalizar pero me parecía interesante comentar cómo Louis Hay relaciona la enfermedad con las emociones.

Piel y CDS

El CDS es una solución acuosa concentrada de 0,3% (3000ppm) del gas de dióxido de cloro sin contenido de clorito sódico (NaCl02) en la solución y tiene un pH neutro. Se diluye en agua.’

Como uso externo es ideal para dermatitis, quemaduras, hongos, herpes, lesiones en la piel (tanto para adultos como para niños), y hemorroides poniendo una gasa empapada de CDS. Hace un tiempo a mi hija le picó varias veces una avispa y a los pocos minutos de ponerle directamente CDS remitió el dolor y la inflamación, fue espontáneo. Así que ideal para picaduras de insectos (efectivo en picaduras de mosquitos) y picaduras de medusas. Muy eficaz también en el molusco contagioso de los niños (lo causa un virus de la familia poxvirus) aplicando directamente CDS sin diluir varias veces al día (suele irse en una o dos semanas). Y estoy convencida de que pronto veré resultados en un caso de psoriasis. 

Yo Isasi

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

× Mándame un WhatsApp!