Close
Menorca, Islas Baleares
+34 644 613 013
yoisasi@gmail.com
Otitis y Acúfenos. Nutrición y Acupuntura

Las últimas directrices de la Asociación Americana de Pediatras sugieren que los médicos deberían centrarse en el tratamiento del dolor, no en los antibióticos, para las infecciones del oído. Esto se debe a que las infecciones de oído a menudo desaparecen por sí solas y el uso excesivo de antibióticos podría provocar infecciones resistentes a los antibióticos.’

Otitis:’ Inflamación del oído. Según su localización anatómica se clasifica en otitis externa (a causa de una infección y su origen es bacteriano), otitis media aguda (no supurada y supurada) y otitis media crónica (simple y crónica)’. Wikipedia.

Causas de Otitis

Os presento la cantidad y variedad de diferentes causas de Otitis: Caries, infecciones de los senos, cerumen, amigdalitis, bruxismo, neuralgia del trigémino, herpes zoster ótico, síndrome de Ramsay-Hunt, disfunción de la trompa de Eustaquio, barotrauma, hematoma del pabellón auricular, tiroiditis, faringitis… Y hay muchísimas más!

Síntomas de Otitis

‘Se caracteriza por porciones del oído medio hinchadas e infectadas. El dolor asociado es causado por el líquido que queda atrapado detrás del tímpano’. Fuente. Los síntomas pueden incluir: Fiebre, dolor dentro del oído, ligera pérdida de audición y sentirse enfermo en general.

¿Cuánto tiempo debe durar una Otitis?

Muchas infecciones de oído desaparecen por sí solas en aproximadamente una semana o dos y los síntomas comienzan a mejorar después de unos días. Sin embargo, si tu dolor tiene otra causa, es posible que tarde o temprano se resuelva. Si el dolor no desaparece en varios días, te recomiendo que vayas a que te vea un especialista.

Otitis y Nutrición

La otitis es un problema muy típico en los más pequeños pero también muy común entre adultos. Antes de que el problema esté en su momento álgido, y nos toque tomar antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios, deberíamos saber el por qué, saber la raíz del asunto para prevenir y así evitar llegar a esta situación.

Al igual que cuando hay problemas pulmonares y respiratorios, debemos saber qué alimentos son los causantes de la otitis o problemas con los oídos, ya que es otro lugar idóneo para la acumulación de grasa, mucosidad y excesos. Así que observemos si estamos tomando muchos alimentos creadores de mucosidad (Más información en ‘Creadores de Mocos’). Y estos son: Lácteos y derivados, exceso de carnes rojas, grasas insaturadas e hidrogenadas (margarinas), exceso de frutas, zumos y ensaladas, frutos secos (y todas sus cremas), plátanos, bollería industrial, refrescos, verduras y cereales altos en almidón, gluten… Todos estos producen mucha mucosidad creando el perfecto hogar para bacterias y virus dando lugar a infecciones, en este caso, en los oídos.

Una vez eliminados empezaremos a eliminar toda mucosidad y congestión haciendo que nuestra recuperación sea más llevadera, rápida y efectiva. Y ya sabes que el kuzu puede también ayudarnos a este proceso. Más información en ‘Kuzu. Adiós a los Mocos y los Problemas Intestinales’.

Otitis y Acupuntura

Los chinos relacionan los oídos con los riñones así que, normalmente, los primeros nos avisan de que algo no va bien en los segundos (sistema renal). Por tanto, es importante no dejarlos de lado y observarlos. Es curioso cómo en un embrión los oídos y los riñones se desarrollan al mismo tiempo, de ahí la relación que nos comenta la Medicina Tradicional China. En los riñones es donde reside la Esencia y entonces vuelve a tomar protagonismo la parte emocional. Así que dar calor a nuestra zona lumbar puede ayudar a nuestros oídos.

Otitis y Remedios 

En lo que corresponde a la parte física veamos cómo podríamos ayudar a sanar el problema:

  • Si los dolores de oído son suaves bastará con una compresa mojada en agua caliente y bien escurrida en el oído e ir cambiándola cuando se enfría. Yo suelo usar moxibustión ya que da un calor acorde a lo que necesita el cuerpo.
  • Si los dolores o la infección ya son más serios: Cobre-oro-plata (actúa como antibiótico, antiinflamatorio y analgésico), plata coloidal (igual que el primero), CDS (más información en mi podcast ‘CDS. Una puerta a la Salud’ y aquí tienes el protocolo a seguir para la otitis), kuzu, jengibre; compresa caliente sobre el riñón (zona cintura) de infusión de jengibre. Empapamos bien la compresa en la infusión, la escurrimos y la dejaremos 20 minutos cambiándola las veces que haga falta cuando se enfríe.
  • Si ya hay una infección con pus: Oligoterapia (ya sea cobre-oro-plata o plata coloidal, CDS y kuzu).
  • Si es por haber ido a la piscina: Todo lo anterior y además de moxibustión.
  • Si vemos que no hay fiebre, ni nos notamos enfermos, tal vez se trate de algún objeto o cosilla que se haya podido meter (muy común en los más pequeños) o de algún insecto (en mi caso fue una hormiga mientras dormía una noche de verano), aquí ni las compresas, ni el kuzu, ni los antibióticos son efectivos. En mi caso, una gotita de agua oxigenada de grado alimentario diluida en agua destilada sirvió para cargarme a la hormiga que salió al momento. 
  • Visita a un buen osteópata. Si estás en Menorca tienes que ir a Global.
  • La Acupuntura también te puede ayudar a aligerar el proceso de curación. Aquí es dónde puedes encontrarme.

Cera y Agua Oxigenada

El cerumen o cera sirve como barrera protectora para atrapar partículas extrañas. 

Si bien el cerumen generalmente se expulsa del conducto auditivo de manera espontánea con la ayuda del movimiento de la mandíbula, este mecanismo puede fallar en algunos pacientes y provocar impactación. Es más probable que se produzca impactación cuando se evita de alguna manera esta extrusión normal de cerumen; ya sea con el uso de audífonos, el uso persistente de tapones para los oídos para reducir el ruido o la música, o simplemente intentando limpiar los oídos con hisopos o hisopos de algodón. Los síntomas comunes incluyen sensación de plenitud en el oído, dolor de oído u otalgia, picazón de oído, sensación de desequilibrio, tos y, por supuesto, disminución de la audición. Aproximadamente el 5% de los adultos sanos, el 10% de los niños, el 57% de las personas mayores y el 33% de los pacientes con retraso mental sufren impactación de cerumen.’ Fuente.

La irrigación del conducto auditivo externo con agua oxigenada suele ir muy bien para eliminar la cera.

‘Es importante tener en cuenta, sin embargo, que se debe obtener una anamnesis y un examen físico completos mediante el uso de otoscopia para garantizar que la membrana timpánica esté intacta, sin perforaciones ni tubos de timpanostomía, y para evaluar cualquier anomalía anatómica antes de cualquier intervención.’ Fuente.

La irrigación es tan sencilla como colocar varias gotas de peróxido de hidrógeno en el oído afectado. Dejarlo reposar durante varios minutos y luego expulsar con un simple movimiento de nuestra cabeza.

Otitis y Emoción

Otitis: ‘Incomodidad que puedo vivir frente a algo que oigo o que oí últimamente. Es frecuente cuando soy niño sobre todo debido a lo que se pueden decir mis padres entre sí o a lo que me dicen porque frecuentemente no soy capaz de expresar mi disgusto o mi frustración. Para mis padres es un signo de que vivo un conflicto interior y es importante que me permitan expresar lo que vivo para aportar una rápida curación. Como adulto, la otitis me permite hacerme preguntas en cuanto a mi voz interior y ver: ‘¿la oigo?’, ¿recibo mensajes que me molestan y me hacen enfadar con relación a lo que debo hacer o frente a lo que se me pide hacer?’ Es por la escucha, tanto interior como exterior, que puedo progresar en la vida, ésta permitiéndome estar centrado y evitar obstáculos inútiles. Si tengo otitis, vivo mucha impotencia frente a lo que oí. Si un niño vive una dolencia de los oídos, esto puede expresar un conflicto vinculado con el entorno familiar o la escuela. Los dolores de los oídos son frecuentes en los niños que oyen todo lo que dicen las personas mayores, las peleas de sus padres, sin poder dar su punto de vista.’ Dr. Jacques Martel.

Louis Hay: ‘Dolor de oídos, otitis: Enfado. Deseo de no escuchar. Demasiado alboroto. Peleas entre los padres.

Causas de Acúfenos

  • Enfermedad de Meniere (enfermedad del oído interno). 
  • Estrechamiento de los grandes vasos del cuello.
  • Desgaste de la columna cervical.
  • Trastornos de la articulación temporomandibular 
  • Enfermedades internas como la diabetes, los trastornos lipometabólicos y la hipertensión arterial. 
  • Contaminación acústica severa, que provoca daños en el oído interno.
  • Pérdida de audición.

La causa no suele ser una enfermedad del oído, sino un fenómeno psicoacústico, en definitiva: un mal procesamiento de las señales acústicas en el cerebro’, escribe la Fundación Tinnitus y Audición de la Charité de Berlín.

Clasificación de Acúfenos

La llamada clasificación según Biesinger et al. 1998 tiene en cuenta el impacto del tinnitus en la esfera profesional y privada. Vemos cuatro gradaciones diferentes:

  • Grado 1: El acúfeno está bien compensado, no sufre presión.
  • Grado 2: El acúfeno aparece principalmente en silencio y es molesto en situaciones de estrés y tensión.
  • Grado 3: El acúfeno provoca un deterioro permanente en la esfera privada y profesional. Se producen alteraciones en las áreas emocional, cognitiva y física.
  • Grado 4: El acúfeno provoca una descompensación completa en la esfera privada, incapacidad laboral.

Acúfenos y Acupuntura

Para la Medicina Tradicional China (MTC), la presencia de enfermedad o de patologías se debe principalmente al desequilibrio de la energía de nuestro organismo. Pues bien, según la Medicina Tradicional China (MTC), la persona que sufre de acúfenos se debe a la alteración de la energía de los órganos Bazo, Hígado y Riñón. Por lo tanto, podemos decir que los acúfenos se deben principalmente a:

  • Déficit de yin de Riñón.
  • Humedad en Tierra.
  • Exceso de yang de Hígado.

Los resultados son mixtos, pero muchos estudios recientes sugieren que la acupuntura puede disminuir la intensidad del tinnitus, mejorando la calidad de vida. Los resultados de un estudio de 2018 que analizó a 88 adultos con tinnitus sugieren que la acupuntura podría ayudar a que los sonidos del tinnitus sean más silenciosos y menos graves.

Acúfenos y Frecuencias

Los acúfenos se pueden medir a través de la acufenometría o tinnitumetría. La acufenometría es la técnica audiológica que se ocupa de la medición de los acúfenos a través de un audiómetro convencional que explora las frecuencias entre 125 y 8000 Hz (Hercios).

Las frecuencias binaurales son dos sonidos emitidos en diferentes frecuencias, una frecuencia para cada oído. El término ‘frecuencias binaurales’ significa, justamente, escuchar con ambos oídos y fue utilizado por primera vez en 1859 para referirse a la práctica de escuchar el mismo sonido a través de ambos oídos, o a dos sonidos discretos, uno en cada oído.
Debe haber una ligera diferencia entre las frecuencias emitidas para generar el efecto de relajación deseado.
Las frecuencias binaurales generan un efecto de relajación en quien lo escucha y puede servir como un complemento de la terapia sonora.
Esto es un complemento a la terapia sonora y puede ayudar a mejorar los síntomas del zumbido en el oído. No es un tratamiento principal para el acúfeno pero si un complemento para disminuir el estrés que puede generar padecer acúfenos.

Una terapia sonora basada en la inhibición residual o neuromodulación puede ser muy útil para el tratamiento del acúfeno, se han reportado muchos casos de mejoría, incluso la desaparición del molesto zumbido. 

La terapia de inhibición residual solo es aplicable al grupo de personas con acúfenos que respondan a una inhibición completa (desaparición), inhibición parcial (descenso de la intensidad).

‘Las terapias de neuromodulación dependen de encontrar la frecuencia del acúfeno, la dominante y en algunas ocasiones las secundarias-residuales. Si no conoce la frecuencia o grupo de frecuencias de su acúfeno, no utilizar estas terapias es lo más aconsejable.

Es primeramente necesario comprobar si una persona responde a inhibición residual, es decir que al escuchar una secuencia o un tono en la misma frecuencia que nuestro tinnitus, éste desaparece o baja de intensidad, que es el fundamento de estas terapias, para ello es necesario hacer un estudio audiológico, con dos pruebas muy sencillas (audiometría y acufenometría)’. Fuente.

Louis Hay:Zumbidos: Negativa a escuchar. No oír la voz interior. Tozudez.’

Bastoncillos para los oídos

Por favor, dejemos de urgarnos los oídos con bastoncillos de algodón ya que son bastante agresivos y peligrosos. Podemos lesionar aún más el conducto auditivo. Y además saber que ‘más del 80% de la basura hallada en el mar es plástico, y los bastoncillos están entre los residuos más abundantes‘. Ya existen muchos países que ya han prohibido su venta.

‘Los antiguos anatomistas decían que el nervio auditivo se dividía en tres o más caminos en el interior del cerebro. De ello deducían que el oído podía escuchar a tres niveles distintos. Un camino estaba destinado a las conversaciones mundanas. El segundo era para adquirir erudición y apreciar el arte y el tercero permitía que el alma oyera consejos que pudieran servirle de guía y adquiriera sabiduría durante su permanencia en la tierra. Hay que escuchar por tanto con el oído del alma.’ Clarissa Pinkola Estés.

Yo Isasi



Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

× Mándame un WhatsApp!