Etapas de la Enfermedad según Michio Kushi

‘Todas las enfermedades son interdependientes e interconectadas las unas con las otras; son síntomas que se han ramificado de una misma raíz: una forma impropia de vivir. 

Las enfermedades -físicas y mentales- jamás acontecen sin una causa: y ésta es una vida desordenada. Las enfermedades son un aviso de nuestra intuición diciéndonos lo impropia que ha sido nuestra forma de vida.’ Michio Kushi.

Michio Kushi: Nacido en Japón que residió más de seis décadas en Estados Unidos. Trajo a Occidente la Macrobiótica, la dieta de George Ohsawa, su maestro. Conoció a Aveline, su primera mujer, en uno de los cursos de Ohsawa y se trasladaron a Boston, la meca de los seguidores de la alimentación natural y fundó el Instituto Kushi con varias filiales también en Europa.

Nuestras enfermedades tienen las siguientes formas progresivas en su desarrollo:

  • 1ª Etapa: Fatiga General: La enfermedad comienza con una sensación de cansancio físico y mental, a veces, acompañada por tensión y dureza muscular, frecuente micción y sudores, estreñimiento o diarrea y cortos períodos de experimentar frío y calor. Mentalmente, comenzamos a perder nuestra claridad de pensamiento, percepción activa y reacciones precisas. Recuperarnos de estas condiciones toma por lo general muy poco tiempo -de unas pocas horas a pocos días- de descanso, dormir bien una noche, alimento y bebida adecuados y ejercicio.
  • 2ª Etapa: Molestias y Dolores: Al hacerse crónica la fatiga general, comenzamos a tener malestares y dolores ocasionales. Apareciendo dolores musculares, jaquecas, calambres y varios tipos de dolencias y malestares. Surgen dificultades para respirar, arritmia, fiebre y temblores, y dificultades locomotoras. Mentalmente, podemos sufrir depresiones ocasionales, preocupaciones y un sentimiento general de inseguridad. Recobrar nuestra salud de esta condición toma unos pocos días o pocas semanas, con la adecuada práctica dietética, ejercicio activo, o necesario descanso.
  • 3ª Etapa: Enfermedades de la Sangre: Al continuar el desequilibrio entre nuestra práctica dietética y nuestro medio ambiente, la calidad de sangre, incluyendo glóbulos rojos y blancos y el plasma sanguíneo, se hace inadecuada para mantener una relación armoniosa con nuestro alrededor. La sangre prosigue transformándose en nuestras células y por consiguiente, la calidad de las células y tejidos de las diversas partes del cuerpo desarrollan una condición anormal, de la cual surgen varios síntomas enfermizos: la acidosis, presión sanguínea alta o baja, anemia, leucemia, escorbuto y enfermedades cutáneas. Desde el punto de vista mental aparece nerviosismo, hipersensibilidad, depresión continua, timidez y pérdida del sentido de dirección general. La recuperación de estas enfermedades sanguíneas puede tomar de 10 días a algunos meses, con una modificación de la alimentación y prácticas adecuadas como apropiado ejercicio y descanso.
  • 4ª Etapa: Desórdenes Emocionales: Al circular por un período prolongado una inadecuada calidad de sangre, surgen con frecuencia en la vida diaria varios desórdenes emocionales: mal humor, excitación, enojo, frustración y un sentimiento general de desesperación. Se hace imposible encarar un problema con una comprensión objetiva. Prevalece un sentimiento general de temor ante circunstancias desacostumbradas, y expresiones innecesarias, defensivas u ofensivas, aparecen a menudo en el comportamiento diario. Los movimientos físicos se hacen también más rígidos con una gradual pérdida de flexibilidad. Estos desórdenes físicos y emocionales toman uno o varios meses para ser subsanados. Se torna imperativo un cambio dietético hacia una alimentación más equilibrada, unido a un relajamiento físico-mental.
  • 5ª Etapa: Enfermedades de los Órganos: Una desequilibrada calidad de sangre circulando por un período prolongado, produce además cambios graduales en los órganos y glándulas, tanto en su calidad como en sus funciones. Comienzan a surgir cambios estructurales, mal funcionamiento y degeneración. Aquí entran la arterioesclerosis, diabetes, cálculos renales y bililares, varios tipos de cáncer, esclerosis múltiple y muchas otras enfermedades. Se hace más aparente una crónica obstinación mental, también prejuicios, intolerancia y una rigidez general, con una ilusoria interpretación de las circunstancias. La recuperación de este nivel de enfermedad toma un período más largo, de varios meses a un año, con la práctica continua de una dieta adecuada y un cambio en la forma de vida, con auto-reflexión.
  • 6ª Etapa: Desórdenes Nerviosos: Luego, después de la quinta etapa, se ahonda aún más la tendencia degenerativa hacia varios desórdenes nerviosos comprendiendo parálisis física y enfermedades mentales como la esquizofrenia y paranoia. Comienza a dominar la vida diaria un punto de vista negativo manifestado frecuentemente por tendencias al suicidio y a irrealidades destructivas. Tomaría de seis meses a unos pocos años recuperarse totalmente de esta etapa y recobrar la auto-seguridad y confianza, así como un punto de vista positivo de la vida. El modo de vida debe cambiar completamente incluyendo práctica dietética y una armoniosa relación con el medio ambiente, unida a un activo ejercicio físico y un cuidado cariñoso de la gente que lo rodea.
  • 7ª Etapa: Arrogancia: Una impropia forma de vida, practicada continuamente durante años, conduce finalmente a la etapa más alta de la enfermedad, la arrogancia; aún cuando algunas otras etapas no hayan sido claramente experimentadas. Sus síntomas más comunes son el amor propio, el egoísmo, vanidad, auto-elogio, exclusividad y la auto-justificación. La arrogancia es la causa de todas las otras enfermedades, miserias e infelicidad. La cura de esta enfermedad toma desde algunos años hasta un ilimitado lapso de tiempo, a través de la práctica de una apropiada forma de vida. Sin embargo, la arrogancia puede también curarse instantáneamente experimentando una estimulación emocional o espiritual inesperada, generalmente en ocasión de dificultades y fracasos. La cura de la arrogancia produce inmediatamente un espíritu de humildad y modestia, restaura el espíritu de apreciación a través del auto-descubrimiento de nuestra ignorancia. Al ocurrir, se abre una nueva vida con la práctica automática de una forma de vida en armonía con el medio ambiente.

Una manera muy diferente de verlo y también muy cierta. Espero que os haya servido de ayuda.

Yo Isasi

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

× Mándame un WhatsApp!