Escherichia Coli ¿Qué hacer con esta bacteria?

Si hablamos de bacterias enseguida pensamos en antibióticos pero los antibióticos matan bacterias tanto las buenas como las malas, aunque con tanta ingesta de antibióticos cada vez son menos efectivos y las bacterias malas son más resistentes, y además:

‘El epidemiólogo doctor Leonard Sagan señala que hay pruebas que sugieren que la erradicación de un agente infeccioso del medio ambiente de una población podría abrir la puerta a otros organismos igualmente virulentos en ese medio ambiente con lo que una causa de muerte reemplaza a otra. El sida es un ejemplo pasmoso’. Dra. C. Northrup.

‘Los gérmenes, bacterias, virus y agentes patógenos no causan la enfermedad, sino que procuran ambientes donde puedan desarrollarse mejor, y es en cuerpos privados de oxígeno. Un estado debilitado o suprimido del sistema inmunológico solamente se genera cuando al cuerpo humano le falta oxígeno, permitiendo así que los microbios patogénicos se reproduzcan’. Madison Cavanaugh, periodista de salud y autora de 8 libros en el género de la salud y el bienestar, incluido ‘La Cura en un Minuto’ que ha vendido más de 350.000 copias. La cura en un minuto revela una terapia natural, con agua oxigenada de grado alimentario, y comprobada que crea un entorno dentro del cuerpo donde las células cancerosas, los virus, las bacterias y los microorganismos patógenos no pueden prosperar, permitiendo así que el cuerpo se cure a sí mismo de las enfermedades. Esta terapia ha sido administrada por aproximadamente 15.000 médicos, naturópatas y homeópatas europeos a más de 10 millones de pacientes en los últimos 80 años para tratar con éxito prácticamente todas las enfermedades conocidas, incluido el cáncer, el SIDA, las enfermedades cardíacas, la diabetes, la enfermedad de Alzheimer, Enfermedad de Parkinson, hepatitis, esclerosis múltiple, herpes, artritis y asma. 

Ahora hablemos de las dos protagonistas del momento. Las bacterias Escherichia Coli y la Helicobacteri Pylori. Vamos a desgranarlas y ver qué pasa con ellas. En otro capítulo tendrás toda la información de la Helicobacteri Pylori.

Escherichia Coli. Infección intestinal de las más temidas

La bacteria Escherichia coli (E. coli) vive en los intestinos de las personas y de los animales sanos. La mayoría de las variedades son inofensivas o causan diarrea breve. Sin embargo, algunas cepas, como la Escherichia coli O157:H7, pueden causar cólicos abdominales intensos, diarrea con sangre y vómitos.

Puedes estar expuesto a la Escherichia coli proveniente de agua o de alimentos contaminados, sobre todo de los vegetales crudos y de la carne vacuna picada poco cocida. Los adultos sanos suelen recuperarse de la infección por E. coli O157:H7 en el plazo de una semana. Los niños pequeños y los adultos mayores presentan un mayor riesgo de desarrollar un tipo de insuficiencia renal que pone en riesgo la vida.

Los síntomas suelen aparecer tres o cuatro días después de la exposición a la bacteria. Pero puedes enfermarte al día siguiente de haber estado expuesto, o más de una semana después. Los signos y síntomas incluyen los siguientes:

  • Diarrea repentina y muy acuosa que puede ser variar entre leve y líquida y grave con sangre.
  • Calambres estomacales, dolor o sensibilidad en el estómago.
  • Gases y flatulencias.
  • Náuseas y vómitos en algunas personas.
  • Pérdida de apetito.

Causas de E. Coli

La comida es el factor de riesgo más común. Aproximadamente el 65% de los brotes de E. coli provienen de agua o alimentos contaminados. 

  • La carne vacuna causa el 55% de las infecciones por E. coli (la carne picada es la peor, seguida del bistec).
  • Las verduras de hojas verdes causan el 21% de las infecciones.
  • Los lácteos causan el 11 % de las infecciones.
  • El resto de carnes representan el 6 % de las infecciones.
  • Si te gusta la carne, especialmente la carne vacuna tienes más riesgo de cogerla y sobre todo si es picada o poco cocinada.
  • Los brotes suelen ser más frecuentes entre los meses de junio y septiembre. Esto puede deberse a que es entonces cuando muchos animales comienzan a excretar las bacterias en sus heces.

¿Es contagiosa?

  • El contacto de persona a persona o con animales en una granja, un zoológico o un parque representa el 20 por ciento de los casos de E. coli.

Tratamiento de la E. Coli

  • La mayoría de las personas se recuperan sin necesidad de ningún tipo de tratamiento médico ya que normalmente se resuelve por si sola. 
  • En general, los médicos no suelen recomendar antibióticos ni los medicamentos antidiarreicos. Los antibióticos no son efectivos e incluso pueden aumentar el riesgo de complicaciones, y los medicamentos antidiarreicos impiden que el cuerpo elimine las toxinas que lo enferman.

¿Cómo ayudar a la recuperación?

  • Si bien no existe una ‘cura’ para la E. coli, podemos ayudar bebiendo más agua de calidad (no del grifo), tomando agua de mar de Ibiza y Formentera para reponer la deshidratación y ayudar a eliminar bacterias y toxinas.
  • Reducir o evitar los alimentos que la agravan como los crudos y la carne de vaca sobre todo carne picada, los lácteos y derivados. Tomar kuzu (más información aquí) y en algunos casos podría ir muy bien tomar CDS así como algún enema de CDS (más información abajo en mi podcast).

Prevención de la E. Coli

  • Es importante lavarse las manos con regularidad, especialmente cuando has tocado una superficie de alto riesgo o has estado en un entorno de alto riesgo como: Baños públicos, pañales sucios, ambientes con animales, como zoológicos y ferias rurales, carne cruda y productos agrícolas. Y muy importante que los utensilios que hayan tocado proteína animal cruda no usarlos para otros alimentos.
  • Mantener los alimentos fríos en la nevera o congelador para evitar el crecimiento de bacterias. Lavar bien todos sus productos con agua corriente. Y cocinar bien la carne para matar la bacteria E. coli.
  • La carne de vacuno es la causa principal de la mayoría de los brotes de E. coli. Por lo que se recomienda cocinarla muy bien pero ya os aviso que a veces puede sobrevivir altas temperaturas, lo ideal sería, como he comentado anteriormente, eliminarla. Y si aún así estáis empeñados en tomar te recomiendo que te piquen la carne al momento y si no la vas a tomar ese mismo día tendrías que congelarla.
  • Mantener una buena flora intestinal cuidando la alimentación y tomando kuzu, además de evitar el uso de antibióticos.
  • Y ojo con el agua, importante beber agua embotellada y aún mejor Agua Kangen (más información aquí). Ojo con las piscinas y lagos no tragar agua.

El funcionamiento del sistema inmunitario de una persona está inextricablemente relacionado con su estado anímico y su comportamiento. Los cambios en los niveles de neuropéptidos (las moléculas que fabrica el cerebro que piensa y siente) afectan a la función inmunitaria. Intentar librar de microorganismos el ambiente es un riesgo para la salud. Esto se debe a que el desarrollo óptimo del sistema inmunitario depende de la exposición a una sana mezcla de bacterias, tanto del interior como del exterior del cuerpo. Dar antibiótico hace proliferar hongos y mohos en los intestinos. Vivir en un ambiente demasiado ‘limpio’ podría tener por consecuencia un sistema inmunitario más débil. Lo esencial para un sistema inmunitario sano y la longevidad es que haya copiosas cantidades de esperanza y felicidad e insignificantes cantidades de desesperanza, desesperación e impotencia. El estrés psíquico de todo tipo deprime la función inmunitaria y lleva a una mayor frecuencia de enfermedades, en particular infecciones.’ Christiane Northrup.

Bacterias y las Emociones

Así que parece que el miedo, la inseguridad, la incertidumbre, un trauma o experiencia estresante es lo que también crea que estemos más expuestos a bacterias, hongos, virus y demás familiares.

Por mi experiencia con gente con esta bacteria y la H. Pylori (artículo completo aquí) suele ser un perfil cuando ha habido una pérdida pero se resisten a ella, no quieren aceptar que ya se ha terminado esa relación aunque sigan en contacto con ella y puede parecer muy loco pero cuando la persona ,por fin, suelta a nivel profundo esa relación, casi por arte de magia, la bacteria ‘desaparece’ también. Recordemos que el sistema digestivo está a la altura del plexo solar, tercer chakra, que según ciertas creencias budistas es el encargado de la energía emocional, es el que rige la forma en la que nos aproximamos al mundo e interactuamos con las demás personas, en el que reside tu identidad social y es el que rige tu voluntad, autocontrol y sentido de la coordinación, tus antipatías y simpatías y tu capacidad para tender lazos sentimentales duraderos. ¿Casualidades? No creo en ellas pero que cada uno saque sus propias conclusiones.

Espero que os haya servido.

Yo Isasi


Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Contenido Protegido!!
× Mándame un WhatsApp!