Calambres, Nutrición y Acupuntura

Calambres y Acupuntura

Según la Medicina Tradicional China, los calambres musculares tienen mucho que ver con los desequilibrios de las funciones del Meridiano de Hígado ya que una de sus funciones es su capacidad almacenamiento de sangre y cuando el nivel de este almacenamiento es inferior, altera el correcto funcionamiento del Hígado, y pierde la capacidad de nutrir y controlar a los tendones y entonces pueden aparecer los espasmos musculares.

Otra posibilidad podría ser por una Insuficiencia de Qi y Sangre (anemia) provocando mala circulación en las piernas con la consecuencia de la aparición de los calambres. 

La acupuntura que yo realizo suele ir muy bien para los calambres musculares generales ya que trabajamos un par de puntos que se encuentran en el Meridiano de Hígado y así equilibramos y controlamos el libre movimiento de energía, sangre y fluidos ya que el Hígado controla y nutre los tendones y ligamentos y regula el volumen de sangre. Y si nuestro hígado deja de funcionar correctamente, las toxinas se acumularán en la sangre provocando espasmos en los músculos.

Aunque como veremos más adelante también podría tratarse el Meridiano de Riñón y Vejiga.

Calambres y Nutrición

Suelen aparecer por un consumo excesivo de fluidos (refrescos, zumos de fruta, café y leche), junto con otras alimentos muy yin como helados, postres azucarados y otros dulces. Estos calambres ocurren generalmente en la región de la pierna correspondiente al Meridiano de la Vejiga o Riñón, indicando que la energía en estos órganos y meridianos es excesiva o hiperactiva. Otro factor contribuyente a esta condición es la falta de calcio y otros minerales, como por ejemplo, al tomar alimentos que roban minerales como las solanáceas (más información en mi artículo ‘Patatas, Tomates y Artritis’ o alimentos altos en oxalatos (más información en mi artículo ‘Espinacas Nunca Crudas’.

Para evitar los calambres tendríamos que reducir el consumo de líquidos y de estos alimentos yin. Podríamos ayudar tomando agua de mar (más información en mi artículo ‘Agua de Mar, Volver al Origen‘) como comentaremos más adelante: Poniendo 2 tapones de agua de mar de Ibiza y Formentera de botella de cristal en una botella de 1 litro de agua dulce.

Se puede masajear el Meridiano del Riñón, que corre desde la planta del pie hasta la parte interna de la pantorrilla, y también masajear el punto del Riñón sobre la planta del pie, debajo de la almohadilla. Usar una profunda presión en el pulgar para liberar tensión.

Para aliviar un bloqueo sobre el Meridiano de la Vejiga, masajearemos el dedo pequeño del pie, puede practicarse para liberar la tensión durante el calambre o como práctica general. Después de masajear los dedos del pie, hacerlo con toda la pantorrilla con un movimiento firme y suave a la vez.

Calambre y Desmineralización

Muy poco potasio, calcio o magnesio en la alimentación puede ocasionar calambres en las piernas. También los medicamentos como, por ejemplo, los que suelen recetarse para la presión arterial alta pueden aumentar la micción, lo que puede hacer que eliminemos estos minerales del organismo.

Y también las altas concentraciones de potasio inhiben la absorción intestinal de magnesio y eso es justamente lo que hacen todas las frutas tropicales, incluidos los plátanos, al ser alimentos ricos en potasio. Lo mismo ocurre con los alimentos ricos en oxalatos (espinacas, cacao, cardo…) que impiden, en este caso, la absorción intestinal del calcio y el hierro. Y con las solanáceas, que son patatas, tomates, pimientos y berenjenas, que retiran el calcio de la circulación sanguínea por la cantidad de solanina que tienen.

Así que, en estos casos, el Agua de Mar de Ibiza y Formentera nos iría muy bien ya que sus minerales son biodisponibles y mucho mejor que tomar suplementos.

Causas de calambres musculares

Entonces ya sabemos que una alimentación inadecuada, la deshidratación, los vómitos y la diarrea son sólo algunos de los factores que se cree que alteran el equilibrio de minerales y electrolitos del cuerpo y hacen que los músculos sean más susceptibles a los calambres.

  • Así que la deshidratación es una causa clásica de calambres. El calor y el ejercicio agotan aún más el agua del cuerpo a medida que se suda para mantenernos frescos. Por tanto, hay que hidratarse para regular el desequilibrio electrolítico (tener demasiadas o muy pocas sales y minerales como potasio, magnesio y calcio en el cuerpo). 
  • Sobrecarga muscular: Si aumentas la intensidad demasiado rápido de tu rutina de ejercicio puede que tus músculos no estén acostumbrados al nuevo movimiento y eso también puede provocar calambres. Así que el exceso de ejercicio o cambiar de ejercicio como, por ejemplo, comenzar a correr cuando antes nadabas puede hacer que el cuerpo note dándote calambres pero se acostumbrará rápidamente si llevas una buena alimentación y estás bien hidratado. Además de hacer estiramientos tanto antes como después del ejercicio.
  • Hígado disfuncional: Como dijimos, si tu hígado deja de funcionar correctamente, las toxinas se acumularán en la sangre provocando espasmos musculares y dificultando todo mucho más.

Así que espero que estas recomendaciones te sirvan para poner remedio a esos calambres tan incómodos.

Yo Isasi

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Contenido Protegido!!
× Mándame un WhatsApp!